El censo de palomas en València aumenta en 4.300 ejemplares en un solo año

La “paloma bravía” es la especie dominante en una población total de 35.564 ejemplares

Compromís insta a dedicar más atención, tiempo y recursos a los métodos de control ético

Palomas urbanas en un jardín junto a las Torres de Serrano

Palomas urbanas en un jardín junto a las Torres de Serrano / Miguel Angel Montesinos

C.M.

En los últimos meses se ha producido un incremento sustancial del censo de palomas en València, situándose actualmente en 35.564 ejemplares, frente a los 31.196 del año anterior, tal como evidencia el informe realizado entre diciembre del 2023 y febrero del 2024 y del que ahora se hace eco Compromís.

Los valencianistas atribuyen el incremento de ejemplares al desmontaje de la concejalía de Bienestar Animal, algo que "ha supuesto el abandono del plan y el incremento de palomas en la ciudad."

Para revertir esta tendencia, la regidora y coportavoz de Compromís València Gloria Tello ha instado en el Ayuntamiento a dedicar más atención, tiempo y recursos a los métodos de control ético de las palomas urbanas.

Según recuerdan en el mismo grupo municipal, el Plan de Control Ético de la Avifauna que ellos impulsaron ocasionó en València una disminución progresiva en el censo de las palomas (especialmente de la especie “paloma bravía” que es el ave de medida media más abundante en la ciudad). Pero, como denuncia Compromís, en los últimos meses se ha producido el citado incremento.

“Los métodos de control ético de la avifauna urbana implementados por los gobiernos de Compromís, que desde aquí diseñamos y sirvieron de modelo para otras ciudades de la Estado Español, son muy eficaces, pero no por eso dejan de requerir una supervisión periódica y permanente y, incluso, de una posible reestructuración y/o aumento de las unidades de los dispensadores de pienso y de los palomares ecológicos que permita garantizar la continuidad de su eficacia”, subraya Tello.

“Y esto es lo que precisamente pedimos en el gobierno actual: que trabaje, que se implique, que incremente recursos y que supervise. Pues la gestión del bienestar animal no es una etiqueta vacía de contenido para hacer ver una sensibilidad que el actual gobierno nos ha demostrado que no tiene, sino que requiere trabajo continuo, recursos y dedicación”, ha aseverado la regidora.

Prohibido alimentar a los animales

Por ese motivo, Tello ha instado el gobierno de María José Catalá a “atender las recomendaciones técnicas de la empresa gestora, a trabajar para incrementar las inspecciones y requerimientos en edificios abandonados que suponen unos importantes puntos de nidación y cría, a redistribuir territorialmente los dispensadores de pienso esterilizante, trasladando aquellos de poco uso a otras zonas calientes de la ciudad, a continuar con las campañas de concienciación para recordar a la ciudadanía la prohibición de alimentar espontáneamente estos animales y a incrementar los recursos destinados a esta partida, de modo que se puedan aumentar tanto el número de dispensadores de pienso esterilizando, como el número de palomares ecológicos distribuidos por la ciudad de València”.

Al hilo de esta demanda, desde Compromís recuerdan que en este casi primer año de gobierno del Partido Popular no se ha hecho efectiva ninguna campaña de concienciación ciudadana dirigida al control poblacional de palomas y tampoco se tiene ninguna constancia de ningún incremento en la gestión del resto de líneas de actuación del citado Plan para el Control Ético de la Avifauna Urbana.

Es por eso que la regidora Gloria Tello concluye alertando de la necesidad de una mayor dedicación y espera que “esta falta de interés no sea una estrategia de la derecha para volver a utilizar métodos cruentos hacia los animales”.