El plan para prolongar el cauce del Turia hasta el mar coge velocidad

 • La Junta de Gobierno Local ha adjudicado el contrato para la redacción del proyecto y para la dirección facultativa del parque de Desembocadura por 1 millón de euros

  • Serán más de 100.000 metros cuadrados de zonas verdes y supondrá una inversión superior a los 16 millones

Figuración que muestra cómo será el futuro Parque de Desembocadura.

Figuración que muestra cómo será el futuro Parque de Desembocadura. / R.L.V.

José Miguel Vigara

José Miguel Vigara

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha adjudicado el contrato para la prestación de los servicios de redacción del proyecto de la primera fase del Parc de Desembocadura del viejo cauce del Turia, así como la dirección facultativa de las obras de ajardinamiento, renaturalización y urbanización previstas. El montante del contrato alcanza el millón de euros (826.446,28 € de licitación más 173.553,72 euros correspondientes al 21% de IVA).

“Con este proyecto, -ha explicado Juan Giner-, damos el pistoletazo de salida a la prolongación del cauce del Turia hasta el mar, en un proyecto que arrancó con el inicio de la Capitalidad Verde Europea y que supondrá ampliar en más de 100.000 metros cuadrados las zonas verdes de nuestra ciudad”.

“A partir de ahora, -ha continuado concejal-, se abre un trabajo intenso de 8 meses para que el equipo redactor nos presente el nuevo proyecto, donde ya se concretarán todas las mejoras y todas las ideas que plasmaron inicialmente y que supondrá la culminación definitiva del Jardín del Turia”. 

El cauce del Turia contará con espacios para disfrute de los ciudadanos en Nazaret.

El cauce del Turia contará con espacios para disfrute de los ciudadanos en Nazaret. / R.L.V. / Ayuntamiento de València

El proyecto de la prolongación del jardín del Turia hasta el mar fue objeto en su día de un concurso de ideas, que ganó por unanimidad del jurado el equipo Inventario de Arquitectura SL con su propuesta, titulada (Con)fluir. Dicho proyecto plantea un bosque urbano que culmina en el Espai Natzaret, e incluye distintas áreas para uso de la ciudadanía. Además contempla la creación de una lámina de agua en la zona de la Revolta de Cantarranes.

Las obras crearán un área de 100.000 m2 de zonas verdes que llegan hasta el Puerto y que supondrán una inversión superior a los 16 millones de euros. 

El Colector Norte se integrará en el proyecto

Por su parte, el concejal y portavoz del gobierno municipal del PP Juan Carlos Caballero ha informado que el equipo de María José Catalá ha pedido al equipo redactor de este proyecto técnico que incluya el colector Norte y el soterramiento de esta gran infraestructura que requiere una solución técnica para ser integrada en el futuro parque de Desembocadura.

Caballero ha puesto en valor esta gran obra que transformará València, y en particular Nazaret, desarrollando "un gran delta verde que conectará Nazaret con el resto de la ciudad". Además, el trazado final del Colector norte será ejecutado por la Generalitat y se integraría en este proyecto. El regidor ha recordado que la finalización del cauce natural en un gran espacio verde desembocadura con el mar en Nazaret, es un proyecto "de legislatura" y "una de las prioridades de la alcaldesa María José Catalá.

Se han introducido mejoras en el plan de renaturalización

El equipo Inventario de Arquitectura SL ha planteado una serie de mejoras en el contrato, como obras complementarias que amplían el ámbito previsto, en espacios adyacentes, buscando la mejor conexión del parque.

Asimismo, se ha incluido también la coordinación con el Puerto de Valencia en la definición de las actuaciones a realizar sobre las estructuras existentes en la actual desembocadura y de los límites entre el parque y la zona terciaria del puerto. Y, también se incluye la realización de un reportaje fotográfico especializado para una mejor comunicación y difusión de los trabajos.

La renaturalización del Parque de Desembocadura se hará a partir de los mapas topográficos antiguos del río Turia, intentando recrear las islas que se generaban en la parte final, y respetando la biodiversidad ligada al lecho fluvial. 

Una vez concluida la redacción del proyecto, a finales de este año, los diferentes servicios municipales implicados en la actuación ―Ciclo Integral del Agua, Movilidad, Jardines y Proyectos Urbanos― tendrán que verificarlo. Se calcula que el plan quedará aprobado definitivamente en el plazo de un año.

Suscríbete para seguir leyendo