Lambda y el Orgullo enfrentan a Compromís, PSOE y PP

La valencianista Lluïsa Notario acusa a los populares de tener un amplio "currículum LGTBifóbico" y la socialista Nuria Llopis acusa al gobierno de amenazar a Lambda con quitarle la subvención

La popular Rocío Gil denuncia que a la izquierda "le molesta que sea el PP quien celebre los Gay Games 2026"

El pleno del ayuntamiento se celebra en el hemiciclo restaurado.

El pleno del ayuntamiento se celebra en el hemiciclo restaurado. / M.A.Montesinos

José Miguel Vigara

José Miguel Vigara

En el pleno del Ayuntamiento de València volvió a aflorar el conflicto que mantiene el gobierno de la alcaldesa María José Catalá con Lambda y con otros colectivos LGTBi a cuenta de los Gay Games y del Día del Orgullo Gay. Así, tanto la concejala de Compromís Lluïsa Notario como la socialista Nuria Llopis reclamaron la reprobación de la munícípe del PP Rocío Gil porque «en menos de un año se ha puesto en su contra a todo el movimiento asociativo LGBTi», como dijo Notario, o porque «han sacado a patadas a los colectivos de los Gay Games, y ahora usted quiere celebrarlos sola», matizó Llopis. Notario recriminó a Rocío Gil y también a la vicepresidenta del Consell Susana Camarero ya que han puesto en marcha «un plan para controlar el Orgullo, y para criminalizar y desprestigiar a entidades que llevan 36 años trabajando en la ciudad por los derechos del colectivo LGTBi». La concejala valencianista repasó el «currículum lgtbifóbico» del PP, y recordó que este partido «recurrió en el Constitucional el matrimonio homosexual durante 7 años, y actualmente, tiene recurrida la ley LGTBi en la misma estancia». En la misma línea acusó «a la ultraderecha de Vox y a Alberto Núñez Feijóo, líder del PP en España», de alinearse con la líder ultra Giorgia Meloni, «que quiere acabar con las parejas de mujeres en Italia»; y con la alemana Ursula Gertrud Von der Leyer, que ha extremando sus posiciones hacia la derecha por el auge de los prohitlerianos en Alemania. 

Por su parte, la socialista Nuria Llopis acusó a Gil de «amenazar» a Lambda de renovar su convenio en función de «cómo salga el Día del Orgullo» y lamentó «que en un año se han cargado todo el trabajo que hicimos en el anterior gobierno progresista».

Por último, la concejala Rocío Gil del PP sacó pecho porque los Gay Games se van a celebrar en València y espetó a la oposición: «Les molesta que los Gay Games se hagan en Valencia en 2026 con el PP». Tanto que Compromís y PSPV, dijo la regidora del PP, «están intentanto instrumentalizar a determinadas entidades». En esa línea sostuvo, en contra de las acusaciones de la izquierda, que Lambda ha recibido la misma subvención con el PP que con el Rialto.