Agrio choque de PP y PSOE por las bases para gestionar 24 instalaciones deportivas

Los socialistas han rechazado el acuerdo que sale adelante con los votos de populares y voxistas

El socialista Javier Mateo advierte a la concejala Rocío Gil de la posible ilegalidad de incluir en el lote el pabellón inacabado de Nou Moles

El polideportivo de Nou Moles todavía no ha sido acabado.

El polideportivo de Nou Moles todavía no ha sido acabado. / JM Lopez

José Miguel Vigara

José Miguel Vigara

El Consejo Rector de la Fundación Deportiva Municipal ha aprobado las bases definitivas de las autorizaciones demaniales que ordenarán la gestión de 24 instalaciones deportivas municipales. "Tras años de incertidumbre para las federaciones, clubes y demás entidades gestoras", indican fuentes municipales, el ayuntamiento da luz verde a esta nueva fórmula de gestión. “Hoy es un gran día para el deporte de nuestra ciudad, en el que regularizamos una problemática heredada que hería de gravedad a nuestros clubes y entidades deportivas”, ha anunciado la concejala de Deportes Rocío Gil. 

La aprobación de las bases de las autorizaciones demaniales no ha contado con el apoyo de los grupos de la oposición, sino con el voto en contra del PSOE y la abstención de Compromís. “Queda evidenciado que no había intención de encontrar una solución para las 24 instalaciones deportivas municipales, ni para los clubes y federaciones afectados”, ha lamentado la regidora.

Estas bases se aprueban tras haberlas compartido con el tejido asociativo del deporte en València durante un periodo de exposición pública y haber recibido 12 alegaciones. Con esta aprobación, se cumple el compromiso adquirido por el actual equipo de gobierno al inicio del mandato. “Nos comprometimos a solucionar la crisis de los convenios caducados durante el gobierno municipal anterior, que eran el 100% de los convenios existentes, y hoy avanzamos notablemente gracias a la aprobación de estas bases”, ha celebrado Rocío Gil.

Partido de rugby en uno de los campos del cauce del Turia.

Partido de rugby en uno de los campos del cauce del Turia. / José Manuel López

Estas son las instalaciones que se gestionarán

Un total de 24 instalaciones deportivas implantarán este nuevo modelo. Entre ellas se encuentran algunas como el Centro Municipal de Pilota Valenciana (Borbotó), el Pabellón de San Isidro, la Piscina Centro Social Trafalgar, así como el Polideportivo de Nou Moles. Con respecto de esta última instalación, los informes técnicos de la FDM indican que las características de la infraestructura hacen necesaria la participación activa de las federaciones y clubes deportivos, así como su inclusión en estas bases. “No podíamos seguir demorando, como se ha hecho en los últimos ocho años, la solución a estos espacios deportivos porque el tejido asociativo de nuestra ciudad necesita una gestión a su altura”, ha declarado la edil.

Una vez aprobadas hoy las bases definitivas, comenzará el plazo de presentación de proyectos por parte de las entidades deportivas. Éstas solo podrán presentarse a gestionar una única instalación, y durante los próximos meses se irán resolviendo individualmente, y de manera pormenorizada, las autorizaciones demaniales correspondientes a cada instalación. 

De esta manera, se espera que estén regularizadas tras años de caducidad de los convenios. “Hemos trabajado seguridad entre el tejido asociativo valenciano y permitiendo a los gestores de estas instalaciones ofrecer el mejor servicio posible a deportistas y ciudadanos, así como preservar los equipamientos en buen estado.

Críticas del PSOE: "Se licita Nou Moles que está por acabar"

Por su parte, el concejal socialista Javier Mateo ha denunciado que el gobierno de María José Catalá "ha puesto en peligro la gestión de las instalaciones deportivas de los barrios de València al mezclar administrativamente las concesiones de centros monodeportivos con los polideportivos". Mateo se ha manifestado en estos términos después de que el PP haya incluido en el procedimiento de adjudicación de las instalaciones que deben gestionar los clubes especializados, "el futuro pabellón de Nou Moles donde se incluyen diferentes modalidades deportivas".

“Lo que ha hecho el gobierno de Catalá en el consejo rector de la Fundación Deportiva Municipal al mezclar la adjudicación de los centros monodeportivos de los barrios con un polideportivo como Nou Moles, que además sigue sin ser municipal, es muy peligroso porque se equiparan instalaciones que no tienen nada que ver y porque genera una situación de desigualdad que puede acabar en los tribunales”, ha subrayado el concejal socialista.

Sobre este extremo, Mateo ha apuntado la diferencia que existe entre la cesión de un espacio polideportivo nuevo como es Nou Moles por un canon anual de 12.000 euros cuando por otras instalaciones similares más pequeñas están pagando tres veces más. 

“Esta desigualdad puede acabar en los tribunales y con las concesiones de los centros deportivos de los barrios paralizadas simplemente por un capricho de Catalá. Hemos pedido en el consejo rector que se hiciera bien el proceso manera adecuada,que se paralizara este sinsentido, que pone en peligro la gestión de la red de instalaciones deportivas de la ciudad, pero el gobierno del PP ha preferido seguir adelante y exponer a una situación de riesgo a nuestros clubes”, ha continuado.

Mateo ha explicado que con esta decisión de la Concejalía de Deportes que pretendía resolver la seguridad jurídica y administrativa de los clubes y federaciones “se abre, imprudentemente, la posibilidad de que se impugne todo el proceso y, además, retrasa las adjudicaciones definitivas”.