El Síndic reclama un trato digno para las personas sin hogar en València

El alto comisionado recuerda al consistorio la obligación legal de ofrecer los servicios y las prestaciones sociales básicos a las personas sin hogar y/o inmigrantes, sea cual sea su situación administrativa, y proporcionar asistencia y alojamiento en situaciones de emergencia 

El Síndic reclama un trato digno para las personas sin hogar en València

Levante-EMV

Claudio Moreno

Claudio Moreno

Compromís ha desvelado que el Síndic de Greuges ha llamado la atención al gobierno municipal por el trato que está dando a las personas sin hogar y a los colectivos en situación de riesgo o de especial vulnerabilidad derivada de una situación de pobreza, en una resolución publicada recientemente. Concretamente, el alto comisionado “comparte la preocupación” que le ha trasladado la concejala de Compromís del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, en torno a la "vulneración de derechos de las personas que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad en el Cap i Casal".

Los valencianistas trasladaron al Síndic una serie de acciones que está llevando a cabo el conistorio en relación con "el desmantelamiento de tres asentamientos en el antiguo cauce del río en una operación en la que han sido identificadas las personas que habitan en una zona que se considera como un lugar de refugio para personas sin hogar y dónde, incluso, se han producido algunas detenciones".

El Síndic de Greuges alerta de que "la actuación del ayuntamiento podría afectar al derecho de las personas en situación de extrema vulnerabilidad" y recuerda al ejecutivo que estas personas están en el ámbito de actuación preferente por parte de las administraciones públicas y que resulta necesario proteger los derechos de la ciudadanía a través de una "eficiente asignación de los recursos públicos".

En este sentido, la concejala Lucía Beamud ha criticado que Catalá esté recortando los recursos a la atención de las personas sin techo –personas que han aumentado desde que está Catalá en el gobierno, tal y como demuestra el último recuento- y ha criticado especialmente el cierre del albergue “Casal d'Esplai”, que daba alojamiento a 47 familias. En su día el ayuntamiento explicó a este periódico que dicho cierre será temporal para regularizar su situación contractual.

Por último, tal como indican desde Compromís, el Síndic insta al gobierno a actuar y le recuerda que tiene obligación de ofrecer servicios y prestaciones sociales a las personas sin hogar y que debe reconocerles los derechos de las personas usuarias de los servicios sociales. El Síndic da un mes al consistorio para aceptar estas consideraciones.

"Continúan las políticas de asedio"

La concejala Lucía Beamud ha vuelto a desplazarse hasta el jardín del río y ha denunciado que las "políticas de asedio" a las personas sin hogar del gobierno de Catalá siguen produciéndose. Además, ha recordado que el proceso administrativo para la construcción de los "estanques anti-indigentes" continúa adelante.