Compromís registra un millar de denuncias de apartamentos irregulares en sólo una semana

La formación valencianista insta a Catalá a trabajar ya para cerrar los apartamentos turísticos que están operando de manera ilegal

Apartamentos turísticos en València

Apartamentos turísticos en València / L-EMV

Compromís per València ha presentado en el registro municipal una nueva remesa de denuncias ciudadanas que han llegado a través de la web quenotetiren.com sobre apartamentos turísticos y obras que están funcionando presuntamente de forma irregular. La portavoz de la formación valencianista en el Ayuntamiento Papi Robles ha instado a María José Catalá a que se ponga a trabajar, refuerce el cuerpo de inspección y cierre todos los apartamentos turísticos que están operando de manera irregular.

“La moratoria de las licencias no es suficiente y más teniendo en cuenta que en lo que llevamos de 2024 existen más de 700 apartamentos turísticos más en la ciudad, como destaca el informe de los técnicos municipales aprobado en el último Pleno. Es necesario más personal en el cuerpo de inspección y un plan urgente para controlar y reordenar los recursos turísticos de la ciudad”, ha dicho Robles.

Desde modo, la portavoz de Compromís destaca que su grupo municipal está poniendo a disposición del gobierno estas denuncias "por agilizar su trabajo y para que se inspeccionen todos estos casos de los que hay fotografías, información de lo que está pasando y de los permisos que tienen. Con todo esto, el equipo de Catalá debería ir cerrando todos los apartamentos irregulares”. Robles ha asegurado que "no se trata de turismofobia sino que verdaderamente esta problemática se está descontrolando y es necesario actuar para hacer compatible la actividad económica con el derecho a la vivienda y la convivencia en los barrios".

Papi Robles ha presentado estas denuncias acompañada del candidato de Compromís-Sumar a las elecciones europeas Vicent Marzà, quien ha señalado: “No podemos consentir que los vecinos y vecinas sean expulsados de sus barrios, que no puedan acceder a una vivienda y que no puedan pagar un alquiler. Es necesario acabar con la situación de tensión en el sistema inmobiliario y garantizar el acceso a la vivienda para todas las personas”.

Por eso, Marzà ha avanzado que “desde Compromís-Sumar vamos a impulsar una normativa europea de vivienda que termine con la gentrificación y que termine con la barra libre de los apartamentos irregulares. Son necesarias medidas como una moratoria de la compra de viviendas por parte de personas no residentes, regular los precios del alquiler, poner las viviendas públicas accesibles al conjunto de la ciudadanía y poner freno a la especulación”.

Compromís per València ha puesto en marcha la campaña “Que no te tiren” acompañada de una web quenotetiren.com que facilita a las personas poder denunciar las irregularidades en cuanto a apartamentos turísticos y obras relacionadas con los mismos. También ofrece información sobre la problemática del acceso a la vivienda en la ciudad, las causas y las posibles soluciones.