Desalojo en Benimaclet: “Quieren reubicar a mi padre con alzhéimer pero de su casa no se mueve”

En la finca con los 32 pisos de alquiler que están siendo vaciados y tapiados resiste un hombre con renta antigua y tres hijas decididas a plantear batalla

Dos puertas tapiadas en uno de los rellanos de la escalera 103

Dos puertas tapiadas en uno de los rellanos de la escalera 103 / Miguel Angel Montesinos

Claudio Moreno

Claudio Moreno

Una empresa con múltiples propiedades en Benimaclet lleva varios meses desalojando los pisos de alquiler de los números 101 y 103 en la avenida Primado Reig, un total de 32 viviendas con más de 60 personas afectadas en el proceso. Para vaciar el edificio están empleando dos fórmulas: a los inquilinos con contrato estándar les envían un burofax para expulsarlos a los dos meses. Y a las personas con renta antigua intentan realojarlas en otras fincas de su propiedad. Cuando los vecinos están fuera tapian las puertas de los pisos. Hasta ahora han logrado desalojar a más de la mitad. 

Joaquín tiene 83 años y es de los pocos que resiste. Lleva viviendo en el 103 desde finales de los 60. Se mudó de Orriols a Primado Reig porque su mujer regentaba un salón de belleza en el bajo de esta misma finca. Allí crecieron sus tres hijas rodeadas de vecinos con los que tenían un trato cordial, familiar. Pero la finca fue envejeciendo y los vecinos falleciendo, de modo que los pisos empezaron a arrendarse con mayor frecuencia y rotación. Se perdieron los vínculos. Pero Joaquín padece alzhéimer y sus hijas no quieren que se mueva de su casa. 

“Los propietarios llamaron a mi hermana para decirle que mi padre se tenía que ir”, relata una de sus hijas, “que le iban a dar un piso mejor en el portal 105 –es de la misma empresa– con el mismo precio pero mejores condiciones, con reforma, ascensor y mudanza incluida”, sigue contando. “La trampa es que mi padre tiene un contrato de renta antigua y si lo reubicamos le hacen un contrato nuevo, con lo que pierde todos sus privilegios. Han intentado convencernos dos veces y las dos veces nos hemos negado. Mi padre lleva toda la vida en este piso y de repente nos dicen que se tiene que marchar. Podían dejar que acabe su vida en casa para después hacer lo que quieran hacer con el edificio. De aquí no se mueve”. 

"Cuando mi padre baja por las escaleras pregunta si su puerta también la van a tapiar"

Su familia se opone al acuerdo porque no se fían de la propiedad y porque la rutina de Joaquín en su casa le proporciona una mínima cordura. “Si quieren que se vaya, tendrán que llegar a un acuerdo con nosotras. Pagar una indemnización que nos permita buscarle un alquiler de por vida y cerca de nosotras. Con su contrato actual paga poco y seguramente la propiedad no gane dinero, y lo sentimos, pero eso no se puede tocar hasta que fallezca. Ahora tiene a una cuidadora con él todo el día, nosotras le visitamos por las tardes y nos lo llevamos los fines de semana, pero le mantenemos en casa para que no se desoriente”. 

La finca de los pisos desalojados en Benimaclet

La finca de los pisos desalojados en Benimaclet / Miguel Angel Montesinos

Las hijas mantienen el pulso con la propiedad a la espera de que esta mueva ficha, más aún considerando que ya se ha desalojado a buena parte de los inquilinos. Su padre no es el único familiar afectado. En el 101 vive una prima que recibió el burofax y debe abandonar su casa inmediatamente. Para ella no hay realojo posible. Joaquín se va quedando solo en una escalera con inquilinos vulnerables y puertas selladas. “Cuando baja nos pregunta ¿y esto?¿No vive nadie aquí?”, narra su hija. “Es como un niño. Va tiene conocimiento solo a ratos. Nosotras contestamos que es por seguridad y él responde: ¿pero mi puerta la van a tapiar?... La tuya no, papá”.

Los socialistas presentan una moción para declarar València zona tensionada

El concejal del Grupo Municipal Socialista Borja Sanjuán ha anunciado que su formación ha presentado una moción para el próximo pleno con el objetivo de que María José Catalá pida a la Generalitat Valenciana la declaración de zona tensionada, en aplicación de la Ley de Suelo. “No queremos que llegue tarde, como le ha sucedido con la moratoria de apartamentos turísticos”, ha advertido. 

En estos términos se ha pronunciado el edil socialista después de que Levante-EMV haya publicado que 32 inquilinos de un edificio de Benimaclet hayan sido desalojados y sus casas tapiadas con la consiguiente pérdida de oferta residencial.

Sanjuán ha advertido de que lo que está sucediendo en este barrio de València “donde decenas de familias están siendo desahuciadas por un fondo buitre, con maniobras de acoso inmobiliario, es el ejemplo de que la moratoria no basta para frenar estas acciones de abuso”. 

“València tiene que declararse ya como zona tensionada para evitar que fondos especuladores como estos crean que es rentable echar a familias para después reponerlas por alquileres que son absolutamente impagables”, han afirmado y ha apuntado que “no basta con decir que hasta 2025 no se van a conceder nuevas licencias, cuando en un solo año Catalá ha conseguido que haya más apartamentos turísticos que viviendas en alquiler”. 

El concejal socialista ha hecho hincapié en que el Gobierno municipal “tiene que ponerle freno para siempre al acoso inmobiliario y a la turistificación que está sufriendo la ciudad de Valencia”. “No puede ser que Catalá vuelva a llegar tarde como le ha sucedido con la moratoria”, ha advertido y la ha emplazado a pedir la declaración de zona tensionada. 

Por su parte, desde Compromís han denunciado que los hechos descritos en Benimaclet "son de una magnitud social grave, y es que en València está claro que a día de hoy una familia no puede dar por asegurada su vivienda de alquiler", han manifestado.

"Desde la agrupación nos posicionamos al lado de los vecinos y vecinas de la cuidad ante este problema y por eso, durante nuestro gobierno, abrimos la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, que trabaja en dar asesoramiento y garantías a las familias que se encuentran en dificultades de acceso a una vivienda. Emplazamos a Catalá a continuar fomentando y apoyando esta serie de recursos públicos que puso a disposición de toda la ciudadanía el gobierno de Joan Ribó", han señalado los valencianistas.

Suscríbete para seguir leyendo