València anuncia medidas preventivas del ruido en Russafa y demora la ZAS

El ayuntamiento cortará el tráfico en calles conflictivas y reforzará la limpieza y la presencia policial frente al botellón

Terrazas en Russafa

Terrazas en Russafa / GERMAN CABALLERO

La Zona Acústicament Saturada (ZAS) de Russafa se demora pese a la sentencia del Tribunal Supremo que en 2021 avaló que esta conocida zona de ocio nocturno se restringieran los horarios de las terrazas, pubs y restaurantes. La sentencia responde al recurso presentado por Russafa Descansa obliga al ayuntamiento a realizar mediciones que determinen si se superan los niveles de ruido permitidos. Las mediciones se han hecho pero el ayuntamiento sigue sin hacer públicos los resultados. De lo que se ha conocido se sabe que los límites del ruido nocturno se incumplen. De momento, y en espera de las conclusiones del estudio sonométrico obligado por sentencia, el nuevo gobierno del PP y Vox aprobará en la junta de gobierno de esta semana “medidas previas y preventivas” para “minimizar las posibles molestias acústicas que pudieran producirse durante el proceso de evaluación de los resultados como Zona Acústicamente Saturada (ZAS)”.

El Ayuntamiento de València ya ha realizado el estudio sonométrico previo, si procede a una declaración de ZAS del barrio de Russafa, según establecen las ordenanzas municipales. El estudio sonométrico ha sido elaborado mediante cuatro fases de medición en otras tantas estaciones de medición en contínuo, dotadas con equipos Brüel & Kjaer 2245, y comprobaciones con calibrador de Brüel & Kjaer 4231, a las que se ha sumado otra fase adicional en tres puntos de especial significación acústica.

En estos momentos, los servicios municipales se encuentran en fase de revisión de los resultados obtenidos por el estudio sonométrico. Por lo tanto, se está a la espera de la emisión del informe técnico y medidas preventivas que se ponen en práctica que evalúe si procede el inicio de expediente la declaración de Zona Acústicamente Saturada del barrio de Russafa. La ZAS de Russafa sería la quinta, todas por sentencia judicial, que se aprueba en la ciudad y es una medida que rechazan frontalmente los hosteleros. La primera fue la de la plaza de Xúquer, luego llego de la conocida zona de la discoteca Woody (Menéndez Pidal), más tarde llegarían Juan Llorens y el Carmen. El ayuntamiento aún tiene pendiente de resolver las ZAS de plaza de Honduras y el Cedro, también pendientes de resolución judicial.

Freno al botellón, más limpieza y cortes de tráfico

El ayuntamiento aprobará así ocho medidas "preventivas" en el barrio de Russafa, en concreto, cortes de tráfico en los periodos que se superen los umbrales de ruido permitidos; intensificar la vigilancia policial; control del cumplimiento de los limitadores de potencia acústica en locales; adopción de medidas de concienciación a través de la difusión de carteles y trípticos en la zona; aumento de inspecciones y controles de consumo de bebidas en vía pública, esto es, del conocido botellón, fuera del local; refuerzo de los servicios de limpieza en vía pública y control del depósito de residuos de vidrio en los contenedores durante el día y no en horario nocturno; prohibición, entre las diez de la noche y las ocho de la mañana, de la expedición de bebidas y alimentos en el exterior de los establecimientos, a través de ventanas o barras dispuestas al efecto y recayentes en vía pública; y limitación del uso de máquinas expendedoras en vía pública.

Concentración de locales de ocio

Este tipo de medidas preventivas, adoptadas en el barrio de Russafa, se establecen desde el Ayuntamiento de València, de acuerdo con la Ordenanza de Protección contra la Comunicación Acústica, en aquellas zonas de la ciudad “donde existan numerosas actividades destinadas al uso de establecimientos públicos y niveles de recepción en el ambiente exterior, producido por la adición de las múltiples actividades existentes y por la actividad de las personas que utilicen estos establecimientos”, explican fuentes de la Concejalía de Mejora Climática y Acústica, con Carlos Mundina (PP) al frente.

Medidas preventivas frente al ruido en Russafa

  • Corte de tráfico durante los períodos donde los niveles sonoros superen los objetivos de calidad.
  • Intensificación de la vigilancia por agentes de la autoridad.
  • Control del cumplimiento de los limitadores de potencia acústica en locales con ambientación sonora.
  • Adopción de medidas de concienciación a través de la difusión de carteles y trípticos en la zona.
  • Aumento de inspecciones y controles de consumo de bebidas en vía pública fuera del local.
  • Refuerzo de los servicios de limpieza en vía pública y control del depósito de residuos de vidrio en los contenedores durante el día y no en horario nocturno.
  • Prohibición, entre las diez de la noche y las ocho de la mañana, de la expedición de bebidas y alimentos en el exterior de los establecimientos, a través de ventanas o barras dispuestas al efecto y recayentes en vía pública.
  • Limitación del uso de máquinas expendedoras en vía pública. Sólo se podrán utilizar durante el horario de funcionamiento de la actividad.

Suscríbete para seguir leyendo