Luz verde a la residencia de nueva generación para mayores de Monteolivete

Contará con más de un centenar de plazas, 68 en residencia y 28 en diez viviendas asistenciales con una y dos habitaciones

Figuración de la residencia de mayores

Figuración de la residencia de mayores / A.V.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de València dará mañana licencia ambiental a la residencia de mayores dependientes con 10 viviendas asistenciales que impulsa la Conselleria de Bienestar Social en el barrio de Monteolivete. Se trata de una residencia para mayores de nueva generación, con un presupuesto de 12 millones de euros, que dispondrá de 64 plazas residenciales y de otras 28 en 10 viviendas asistenciales.

Estará ubicado en el número 21 de la calle Arabista Ambrosio Huici, junto al centro de salud, y su construcción seguirá el nuevo modelo de atención residencial diseñado por la Conselleria de Bienestar Social que intenta que los centros sean lo más parecidos a un hogar favoreciendo la convivencia y el ámbito relacional entre las personas que viven en ella.

Esta residencia se impulsó en la pasada legislatura por la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, y el alcalde Joan Ribó, dentro del Plan Convivint de Servicios Sociales que incluía 21 actuaciones en distintas infraestructuras sociales que supondría la puesta en marcha de 500 plazas en centros públicos para los colectivos más vulnerables con una inversión de cerca de 56 millones de euros en València.

La residencia fue declarada en febrero de 2022 de interés general y de interés público, por razones de excepcional interés público como consecuencia de la Covid-19.

El proyecto, que recibió en enero de 2023 informe favorable de compatibilidad urbanística, incluye una intervención arqueológica previa.

Parcela donde se construirá la nueva residencia de mayores en Monteolivete

Parcela donde se construirá la nueva residencia de mayores en Monteolivete / Levante-EMV

Terraza, jardines y sala de encuentro

La nueva residencia tendrá dos partes diferenciadas. Por un lado, una pieza compacta, con patios interiores, que alberga la residencia y sus servicios y, sobre esta, una pieza más estrecha, a lo largo del lado noroeste, en la que se sitúan la zona de hospitalización con cuatro habitaciones, una zona de control, una sala para los médicos y un baño geriátrico. Las viviendas asistenciales, de una y dos habitaciones, ocuparán las plantas cuarta y quinta.

La residencia contará con despachos de administración, zona de atención médica, salas de curas, peluquería-podología, rehabilitación-fisioterapia, que se distribuirán en planta baja y con mayor facilidad para acceder a las zonas exteriores ajardinadas.

Las viviendas cuentan con terraza y sala para actividades comunes de los usuarios con un pequeño office.

El plan del anterior gobierno también contemplaba en València la construcción de complejo de atención a la enfermedad mental en la Torre que incluirá dos centros específicos, un centro de rehabilitación e integración social y un centro de día para enfermos mentales crónicos.