Nuevo vertido y contaminacion en la desembocadura del viejo cauce del Turia

Los vecinos reclaman explicaciones al ayuntamiento y exigen las infraestructuras hidráulicas necesarias para descontaminar el río

Suciedad que se acumulan en la desembocadura del Turia junto a Natzaret

Suciedad que se acumulan en la desembocadura del Turia junto a Natzaret / Federación de Asociaciones de Vecinos

H. García

La Asociación Vecinal de Natzaret ha advertido hoy de que siguen los episodios de contaminación en el final del cauce histórico del Turia como el ocurrido este jueves 13 de junio mientras se siguen sin conocer las causas de la anterior mortandad de peces del pasado 5 de mayo. El nuevo vertido al final del cauce llega, como suele ser habitual, tras un episodio de lluvias cuando el colector de aguas residuales entra en carga y se producen vertidos de aguas residuales al exterior.

Los vecinos recuerdan que el Ayuntamiento de València informó sobre el nuevo episodio de mortandad de peces que había pedido explicaciones al puerto. Según afirmó el consistorio los análisis del agua de la desembocadura del cauce histórico del Turia indicaban que "los niveles de oxígeno estaban dentro de los parámetros normales, no detectaron restos de vertidos ni de bacterias fecales que pudieran haber causado la mortandad de peces, y que la calidad del agua puede considerarse buena teniendo en cuenta los valores de referencia para aguas de baño”.

El consistorio, reprochan los vecinos, no aclaró el origen de dicha mortandad de peces. La asociación vecinal solicitó entonces una copia del informe municipal, que se continúe la investigación para determinar las causas de la mortandad de peces y también que se adopten todas las medidas necesarias para solucionar este problema. En este momento todavía no se ha recibido contestación del Ayuntamiento, lamentan los vecinos.

Hay que recordar que está pendiente en este tramo el desarrollo del Parque de Desembocadura, cuyo proyecto de ejecución ya se ha adjudicado al equipo que lidera el arquitecto Carmel Gradoli que resultó ganador del concurso de ideas para la renaturalización de este degradado tramo final de la antigua desembocadura del Turia, donde se acumulan aguas pluviales y residuales de la ciudad.

Faltan depósitos de tormentas y retirar los lodos tóxicos del fondo del cauce

La solución hidráulica para evitar la contaminación del cauce pasa por completar la larga lista de actuaciones pendientes del sistema municipal de saneamiento, y desde la asociación vecinal se recuerda que es un compromiso incumplido del Puerto y el Ayuntamiento desde 1986, cuando sacrificaron la playa de Natzaret y la Punta para la ampliación sur del puerto.

Industrias contaminantes

El tramo final del histórico cauce del rio Turia tiene el lecho contaminado por metales pesados en especial plomo y zinc, y ésta podría ser, presuntamente, una de las causas de la mortandad de los peces. En la zona estaba la Campsa, la Papelera de la Punta, la factoría Cross de ácido sulfúrico que quemaba piritas en su producción, y Arlesa-Bungé, fábrica de aceite de soja transgénica derribada tras décadas de reivindicación vecinal.