La oposición carga contra el plan de vivienda de Catalá: "anuncio fake"

Compromís y PSPV aseguran que la alcaldesa vende como propios proyectos que dejó hechos el gobierno progresista

Viviendas de protección oficial.

Viviendas de protección oficial. / Levante-EMV

José Parrilla

José Parrilla

Compromís y el PSPV han calificado de "anuncio fake" y "fraude" la presentación del Plan + Vivienda del Ayuntamiento de València, y han criticado que la alcaldesa de València, María José Catalá, "se ha apropiado del trabajo hecho" por el anterior gobierno municipal para "tratar de tapar su absoluta falta de gestión durante este año".

La portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de València, Papi Robles, ha criticado que el Plan + Vivienda es "de nuevo un anuncio fake", pues "básicamente anuncia que el PP vuelve a regalarle a las constructoras la vivienda en la ciudad".

En esta línea, ha afeado a Catalá que, "aprovechando el trabajo del gobierno de Joan Ribó", diga que "hará 400 viviendas", que le ha recordado que "ya se dejaron en construcción".

"Y, por último, anuncia que el tanteo y retracto le parece ahora bien, de hecho, tanto es así que se apropia de la compra del edificio de Safranar, que también dejó hecho el gobierno de Joan Ribó", ha denunciado Robles en declaraciones remitidas a los medios.

"La realidad es que durante este primer año de su mandato, Catalá sólo ha seguido el trabajo realizado por el gobierno anterior"

La edil ha remarcado que "la realidad es que durante este primer año de su mandato, Catalá sólo ha seguido el trabajo realizado por el gobierno anterior". "La única iniciativa que ha puesto en marcha ha sido paralizar más de 100 viviendas (en las calle Moreres i Fos), renunciar a utilizar el derecho de tanteo y retracto y subir el precio de alquiler a los inquilinos de las viviendas de AUMSA", ha censurado.

"València necesita un gobierno que entienda que la necesidad de vivienda de la gente no se arregla realizando negocios con constructoras, se arregla con un proyecto de gobierno que no deje paralizado todo durante un año", ha reivindicado, al tiempo que ha instado a la primera edil a presentar un plan "real" y "no anuncios vacíos de contenido que sólo hacen que apropiarse del trabajo hecho anteriormente".

"ABSOLUTA FALTA DE GESTIÓN"

Por su parte, el portavoz adjunto del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de València, Borja Sanjuán ha denunciado que el Plan de Vivienda que ha presentado María José Catalá es un "fraude" porque, "además de incumplir su promesa electoral de construir 1.000 nuevas viviendas a lo largo de la legislatura, también incluye edificios que ya se habían acabado con el gobierno progresista y que llevan un año aparcados y sin uso por su incapacidad de ponerlo en marcha".

"Además de incumplir su promesa electoral de construir 1.000 nuevas viviendas a lo largo de la legislatura, también incluye edificios que ya se habían acabado con el gobierno progresista

"El plan que ha presentado Catalá con cerca de 1.000 viviendas es un fraude no solamente porque ha contabilizado entre esas viviendas las que dejó en marcha el gobierno progresista, demostrando que no tiene nuevos proyectos, sino porque incluso ha contabilizado algunas que ya estaban acabadas", ha resaltado Sanjuán, según ha indicado la formación en un comunicado.

Solo ha empezado 69 viviendas

El concejal socialista, además, ha destacado que "de las casi un millar de viviendas que ha propuesto Catalá, como su gran plan de vivienda, solamente ha empezado 69". "Lo que está haciendo en realidad Catalá es tratar de tapar con los proyectos que recicla del gobierno progresista su absoluta falta de gestión durante este año", ha sostenido.

En este sentido, ha reprochado la "incapacidad" del gobierno de PP y Vox de "poner en marcha proyectos nuevos, no solo en materia de vivienda, sino en todas las áreas del Ayuntamiento de València". "Lo único que están haciendo, más allá de ahorrarles 70 millones de euros a las grandes empresas y a los grandes propietarios de apartamentos turísticos mientras recorta las inversiones en los barrios, es intentar apropiarse de lo que hicimos nosotros", ha incidido.