La lista de espera de demandantes de vivienda se dispara en València

El PSPV asegura que en el primer año de gobierno del PP hay un 52% más de demandantes, 1.700 en total

Sanjuan propone edificar la parcela de la Generalitat junto a l'Oceanogràfic donde se podrían hacer casi 800 viviendas

Las frustradas torres de Calatrava proyectadas a espaldas de l'Oceanogràfic

Las frustradas torres de Calatrava proyectadas a espaldas de l'Oceanogràfic

H.García

La lista de espera de viviendas públicas se ha disparado en València un 52% en el primer año de gobierno del PP. Así lo asegura el portavoz socialista en el Ayuntamiento de València, Borja Sanjuán, quien ha revelado que hay 1.700 familias que están esperando una vivienda asequible en la ciudad. Se trata de 600 familias más de las que había hace tan solo un año porque el nuevo gobierno no ha adjudicado ni una sola vivienda pública asequible en estos 12 meses de gobierno.

Sanjuán recuerda que el anterior gobierno progresista dejó construidas y preparadas para entregar 26 viviendas en Moreras y Tapinería, a las que se suman a otras 17 que se han quedado vacías en Safranar tras la renuncia de vecinos realojados del edificio municipal de Safranar y que, según el concejal de la oposición, "Catalá no ha sido capaz de volverlas a alquilar". "Unas viviendas que un año después permanecen vacías por el desgobierno de Catalá, que está más pendiente de montarle el negocio a las constructoras que de repartir las viviendas públicas a las familias que lo necesitan”, ha criticado.

El portavoz socialista ha recordado que esta situación de parálisis en la entrega de viviendas de Aumsa coincide en el tiempo con la presentación del "plan fake de vivienda" de Catalá hace apenas unas semanas. Un plan que, ha apuntado Sanjuán, tan solo suma 69 viviendas públicas nuevas, ya que de las 1.000 viviendas que incorpora el 86% ya estaba bien construida, bien en construcción o bien en tramitación con el anterior gobierno progresista.

Nuevo barrio de Moreras

Nuevo barrio de Moreras / F.M.

“El legado que recibió Catalá del gobierno socialista fue un plan de vivienda en marcha y lo que ha hecho ella es frenar la construcción de vivienda pública e iniciar los trámites para cederles solares públicos a las constructoras para que hagan negocio”, ha incidido.

En este sentido, ha lanzado una propuesta para ayudar a reducir la lista de espera y ofrecer soluciones a las familias que lo necesitan. Así, además de las 327 viviendas que dejó en marcha el anterior gobierno progresista, ha planteado que las administraciones impulsen vivienda pública en el solar que tiene la Generalitat junto a L'Oceanogràfic y donde se pretendía construir tres torres de viviendas de lujo de la mano de Calatrava. “La Generalitat dispone en esa parcela de 18.000 metros cuadrados para construir, por parte del EVHA o de AUMSA, 750 viviendas que, sumadas a las 327 que se van a finalizar entre este año y el que viene, y las 131 que adquirió el Ayuntamiento por tanteo y retracto podrían reducir drásticamente la lista de espera”, ha indicado.

Finalmente, ha desvelado que el gobierno de Catalá sigue sin licitar la redacción de los proyectos de regeneración urbana financiados con 22 millones de euros de fondos europeos en los barrios de Tendetes y Virgen de los Desamparados. “Se van a perder los fondos por la incompetencia de este gobierno. Debería estar ejecutado el plan en 2026 y todavía sigue sin licitarse la redacción de los proyectos. La nefasta gestión de Catalá está poniendo en peligro un plan que iba a permitir a familias humildes poder rehabilitar sus edificios energéticamente para que consuman menos y evitar la pobreza energética, o para poner ascensores en edificios donde existe población envejecida sin recursos para mudarse a edificios más nuevos con ascensor”, ha finalizado.