Vicente Barrera asume la organización del encierro infantil de Ciutat Vella como ciudadano particular

El Vicepresidente del Consell buscará la empresa que se encargue del evento y tramitará los permisos ante el Ayuntamiento de València

Vicente Barrera, vicepresidente del Consell, de Vox.

Vicente Barrera, vicepresidente del Consell, de Vox. / Levante-EMV

José Parrilla

José Parrilla

Después de las dudas de los primeros momentos acerca de quién o quiénes debían organizar los encierros infantiles de Ciutat Vella promovidos por el vicepresidente del Consell, Vicente Barrera, de Vox, será este quien asuma en primera persona y como ciudadano particular la organización del evento, que se celebraría con carretones y no con toros de verdad. Sigue en el aire, en cualquier caso, la fecha y el lugar exacto de celebración, que podría posponerse a después del verano ante la imposibilidad de completar todos los trámites este mes de julio. Entre otras cosas, habrá que pedir permiso a la concejalía responsable de ocupación de vía pública para poder desarrollar la actividad.

Acuerdo en la Junta de Distrito

La celebración de al menos un encierro infantil simulado fue aprobada el pasado lunes en la Junta de Distrito de Ciutat Vella a propuesta de Vicente Barrera en su calidad de vecino del barrio y no como vicepresidente del Consell. De hecho, ya había llevado esa propuesta a la junta de distrito antes de acceder a su actual cargo.

Encierro con carretones para los niños.

Encierro con carretones para los niños. / Levante-EMV

Sin embargo, una vez aprobados los encierros, había dudas acerca de quien o quienes debían organizar el evento. Nadie en Vox asumía inicialmente esa responsabilidad, ni en la Generalitat ni en el Ayuntamiento de València. Y es que tal como manda el reglamento, debe ser el ciudadano o la entidad que promueve la actividad quien la organice y luego tramite los permisos ante el ayuntamiento. Así pues, fuentes de Vicepresidencia aseguraron ayer a este periódico que será el propio Vicente Barrera, como ciudadano particular, quien busque a la empresa o empresas que participen en la celebración y quien eleve el expediente al Ayuntamiento. En los trámites podrían estar implicadas al menos la Concejalía de Participación Ciudadana y la de Ocupación de Vía Pública.

Falta el sitio y la fecha

Por lo pronto, Barrera, según las fuentes, no ha decidido el lugar o la fecha donde se celebrarán esos encierros, previstos en principio para un sábado por la mañana de este mismo mes de julio. Dado que hay que pedir permisos al ayuntamiento y que estos tardan un tiempo, se da por hecho que el evento, que cuenta con un presupuesto de apenas 200 euros, se pospone a después del verano.

Suscríbete para seguir leyendo