Descubre quién tiene de verdad sangre azul... y no es quien tú crees

Este tipo de sangre es muy antigua y su composición determina un color totalmente diferente

Descubre quién tiene de verdad sangre azul... y no es quien tú crees

Descubre quién tiene de verdad sangre azul... y no es quien tú crees

Tener sangre azul se ha relacionado siempre con la realeza y la alta alcurnia. Alejados del común de los mortales, aquellos a los que se les atribuía 'sangre azul' vivían rodeados de lujos, servicio y dinero. Sin embargo, qué hay de cierto. ¿Acaso existe alguna diferencia entre la sangre que circula por las venas de los monarcas y la del resto de mortales?

La respuesta es muy sencilla. No. Nobles y reyes no tienen nada de especial en su sangre que los diferencia del resto de personas. Todos están sometidos a las mismas singularidades, enfermedades y características sanguíneas. Los miembros de la familia real española, como el rey (hijo de rey y de una princesa Griega -la reina Sofía) tiene una sangre tan común como la que puede tener nuestro vecino.

Sin embargo... ¿Existe la sangre azul?

Que los reyes no la tengan no quiere decir que en la naturaleza no haya sangre que verdaderamente sea azul. De hecho, existe y es más común de los que podemos pensar. Pero antes de saber quién o qué la tiene hay que saber por qué la sangre tiene un color y otro.

Qué es la sangre azul

Qué es la sangre azul

La mayoría de los animales, seres humanos incluidos, tienen sangre de color rojo. El color de este tejido vivo que transporta por el todo el cuerpo nutrientes y oxígeno tiene su origen en los glóbulos rojos y a su hemoglobina, una proteía que usa el hierro para poder transportar la molécula de oxígeno al interior de las células. Sin embargo, a lo largo de millones de años de evolución la naturaleza ha creado otros tipos de fluidos para cumplir con la misma misión dependiendo del entorno

Por ejemplo, algunos crustáceos, calamares y pulpos tienen la sangre azul debido a la proteína hemocianina, que transporta el oxígeno y contiene cobre. La ausencia de hemoglobina y de hierro hace de estos animales una verdadera rareza de verdadera 'sangre azul'.

En los animales marinos, la hemocianina es incolora, pero se vuelve azul cuando se une al oxígeno.