23 de junio de 2017
23.06.2017

Así es como un pañal puede ayudarte a cuidar tus plantas mientras no estás

Con esta prenda se puede conseguir un hidrogel casero muy similar al que venden en las tiendas

24.06.2017 | 19:42

En la época estival acostumbramos a pasar mucho más tiempo fuera de casa, ya no sólo si nos vamos de vacaciones. Ahora que el calor aprieta y los días son más largos es normal que intentemos aprovechar al máximo la luz del sol. Pero si vives solo y tienes un auténtico jardín en casa, seguro que alguna vez te ha asaltado la duda: ¿Qué pasará con las plantas cuando no estás en casa?

Lejos del clásico de dejarle las llaves a la vecina, en el mercado puedes encontrar un hidrogel que solucionará todos tus problemas. Este material es una sustancia no tóxica, biodegradable y respetuosa con el medio ambiente, con la que puedes cuidar tus plantas si te vas de casa una temporada ya que mantendrá la tierra húmeda pero sin ahogarlas.

Pero, ¿cómo se puede crear un hidrogel casero?


La respuesta a esta pregunta está en los pañales. Estas prendas están rellenas de un material superabsorbente que si se mezcla con agua tiene propiedades muy similares a los hidrogeles que venden en las tiendas de jardinería.

Para conseguir tu hidrogel casero solo necesitarás:

  1. Un pañal nuevo (si está un poco usado también vale)
  2. Cuatro vasos de agua
  3. Tierra para plantas
  4. 2 cuencos en los que hacer la mezcla

Instrucciones para conseguir tu hidrogel casero


  • Comienza colocando el pañal sobre uno de los cuencos. Vierte el agua sobre él y verás cómo enseguida lo absorbe, sin dejar caer una gota.
  • Después, rasga el pañal para sacar el contenido y viértelo en el cuenco. Si ves que todavía puede absorber más, añádele un poco más de agua hasta conseguir la textura del hidrogel adecuada.
  • Después sólo tendrás que juntar el hidrogel y la tierra a partes iguales en otro cuenco y mezclarlo bien hasta que quede una tierra homogénea y húmeda. Finalmente coloca un puñado de esa tierra en una maceta, asienta la planta sobre ella y rellena el resto de la maceta hasta que quede firme.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook