05 de junio de 2018
05.06.2018
Limpieza

Cómo eliminar el amarillo de tus almohadas

Existe un truco casero para que estos cojines luzcan como el día en que los compraste

05.06.2018 | 12:14
Almohadas relucientes en un dormitorio.

Al absorber el sudor que desprendemos al dormir, nuestra almohada pierde su característico color blanco y se torna amarillento o grisáceo dejando 'mapas' por todas partes. Estos cojines suelen adquirir un tono amarillo por culpa del sudor y la saliva que crean manchas muy difíciles de eliminar en la lavadora.

Para que no te compliques la vida y puedas dormir con toda tranquilidad, nosotros te traemos un truco casero para blanquear las almohadas y dejarlas como nuevas sin tener que comprar otras.

Antes de ponerte a ello, comprueba la etiqueta de tu almohada para saber si es apta para los ingredientes que se necesitan y para los programas de lavado a la hora de blanquearla.

GETTY IMAGES

Preparado para blanquear las almohadas


- 12 tazas de agua (3 litros)
- Media taza de jugo de limón (125 ml)
- 1 taza de agua oxigenada (250 ml)

Introduce todos los ingredientes en un recipiente o cubo y remueve para integrarlos por completo. A continuación preparamos una mezcla especial a la hora de meter a la lavadora nuestra almohada:

- 1 taza de detergente para la ropa
- 1 taza de detergente biodegradable para lavavajillas
- 1 taza del blanqueador casero
- Media taza de bórax o sal de boro
- Agua caliente

Por último, solo necesitamos retirarle la funda e introducir nuestra almohada en la lavadora y poner un ciclo de agua caliente. Se programan dos enjuagues para que quede bien limpia. Ponte guantes e introduce todos los ingredientes que te hemos indicado; ya solo tienes que esperar a que la máquina haga su trabajo y secarla después al sol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook