14 de enero de 2019
14.01.2019
Trucos

Los usos de la piel de la naranja que te ayudarán a ahorrar en productos

Muchas veces tiramos la cáscara y no pensamos que puede tener unos usos sorprendentes

14.01.2019 | 17:38
Otros usos de la piel de la naranja.

La naranja es una de las frutas más ricas y completas de la dieta mediterránea, y además, es uno de los frutos característicos y típicos de la Comunitat Valenciana. La naranja se caracteriza por su alto contenido en vitamina C.

De la naranja podemos usarlo prácticamente, todo, incluida la piel. A simple vista, podemos pensar que cuando pelamos una naranja lo que queda es simplemente la cáscara, pero en realidad, las pieles de esta fruta pueden resultar útiles para muchas cosas. Muchas veces, tiramos la piel a la basura, y no pensamos que puede tener unos usos sorprendentes.

A continuación te mostramos los trucos que se pueden emplear con la piel de la naranja.

Limpiar los metales

La piel de la naranja también se puede usar para limpiar los objetos de acero inoxidable u objetos metálicos que con el paso del tiempo han perdido el brillo e incluso están rayados. Por ejemplo, si quieres limpiar la batería de cocina, aplícale la piel de la naranja una vez la hayas lavado. Además de sacarle brillo desprenderá un agradable olor a naranja.

Limpia hogar

Una alternativa a limpiar la casa es el uso de la piel de la naranja. Si no quieres usar productos químicos o abrasivos, el uso de la naranja es una buena alternativa para dejar la casa limpia. El método es sencillo: tan sólo tienes que colocar en un cubo con agua las pieles de la naranja, una cucharada de bicarbonato de sodio, y un chorro de vinagre. Debes dejar este cubo reposar, aproximadamente una semana, y después pasarla a un vaporizador. Esta mezcla será uno de los mejores productos para limpiar el baño, la cocina y sacar brillo a los cristales de la casa.

Quitarle el olor a los zapatos

Para que se vayan los olores de los zapatos, uno de los remedios es meterle una cáscara de naranja a los zapatos. Déjala actuar toda la noche. Las pieles de los cítricos son un buen remedio para quitarles los malos olores al calzado.

Tos

La piel de la naranja en una infusión es un buen remedio para calmar la tos y aliviar los síntomas de la congestión nasal. Para realizar la infusión tan sólo necesitas un vaso de agua y la piel de una naranja, ponerlo todo a hervir. Una vez hecho, déjalo reposar unos minutos.

Mascarilla para la piel

La naranja también sirve para limpiar la piel de puntos negros y algunos granitos. Para ello, si tienes que hacer una mascarilla con la piel de la naranja sólo necesitas dos cucharaditas de ralladura de piel de naranja y una clara de huevo. Para poder ponerla, debes limpiarte bien la cara y posteriormente aplicarte la mascarilla de naranja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook