Tras las lluvias con barro registradas en la Comunitat Valenciana, muchos son los hogares (y los coches) que lucen los cristales de las ventanas sucios y polvorientos. Y es que si la lluvia mancha regularmente los vidrios de las ventanas para profundo disgusto de la última persona que se ha encargado de limpiar los cristales, las precipitaciones con polvo en suspensión o calima como la que estos días está presente en València arruina por completo esa tarea doméstica, dejando un panorama desalentador para quien quiere tener unas ventanas limpias y curiosas y unos cristales relucientes, ya sea en casa o en el coche.

Si este es tu caso, no desesperes, porque con apenas un poco de esfuerzo puedes acabar con toda esa suciedad, limpiar fácilmente los cristales y volver a tener unas ventanas que sean la envidia de todo el barrio. Y todo con productos naturales que seguro tienes en casa o que puedes encontrar muy fácilmente: agua, alcohol (de limpieza) y vinagre blanco.

Limpiacristales: trucos caseros para que tus cristales y ventanas queden relucientes. Pexels

Cómo limpiar cristales fácil y rápido

Para volver a tener los cristales y ventanas deslumbrantemente limpios y sin reflejos tienes que seguir unos sencillos pasos. A continuación, te explicamos qué debes hacer y cómo aplicar unos cuantos trucos de limpieza, pero no sólo para encargarte de las ventanas de casa, sino que también puedes actuar de idéntica forma para limpiar los cristales del coche: los resultados en ambos casos serán excelentes.

En primer lugar, si el barro o la suciedad se ha pegado a tus cristales, es indispensable que retires esa tierra con la ayuda de un paño seco para que, al frotar el vidrio, no se forme un barrillo que dificultará enormemente tu trabajo. Si después le pasas una bayeta húmeda y de nuevo un trapo seco, dejarás la superficie preparada para una eficaz limpieza de cristales. Y es que, aunque creas que hacer esto te llevará más tiempo, en realidad sólo te ocupará unos minutos y te allanará enormemente la tarea, puesto que de otra forma tendrías que frotar mucho más.

Una vez que las ventanas estén limpias de tierra, polvo o suciedad, elabora una barata y sencilla mezcla casera para dejar tus cristales relucientes. Sólo tienes que utilizar tres productos para obtener un eficaz limpiacristales:

  • 1 taza de agua (si vives en Valencia y es sin cal, mejor)
  • 1 taza de alcohol (lo recomendable es usar alcohol de limpieza)
  • 1/2 taza de vinagre blanco

Para facilitar tu trabajo, puedes emplear un pulverizador vacío que tengas a mano (te sirve una botella de otros productos de limpieza, aunque debes lavarla antes para evitar que los productos se mezclen) y, así, que el limpiacristales se reparta bien por toda la superficie de la ventana. A continuación, extiende la mezcla con una bayeta de microfibra y frota toda la superficie. De esta forma, evitarás que se pegue pelusa y los cristales quedarán definitivamente limpios y sin necesidad de repasarlos.

Si quieres utilizar papel de periódico en lugar de la bayeta de microfibra, mejor que mejor puesto que será aún más fácil retirar la suciedad y frotar el cristal sin dejar absolutamente nada de pelusa sobre la superficie, algo que mejorará visiblemente el resultado final de tu trabajo. Si después, ya con los cristales limpios y secos, quieres volver a pasar un paño seco (vigila que no tenga nada de pelusa), puedes hacerlo, pero no será necesario porque tus cristales estarán totalmente relucientes y sin trazos de reflejos ni manchas. Compruébalo.