Las freidoras de aire están de moda. En pleno auge de la comida sana y libre de grasas estos pequeños electrodomésticos se han hecho un hueco en el panorama de muchas cocinas. Permiten freír múltiples alimentos sin necesidad de utilizar aceite con la consiguiente reducción de grasas y calorías que esto supone. Croquetas, patatas fritas o empanadillas quedan así mucho más ligeras y saludables.

Sin embargo, lo que muchos desconocen es que este artilugio puede tener otros usos diferentes en cocina. Hoy vamos a desvelarte tres cosas que puedes hacer con tu freidora de aire y que nunca habrías imaginado.

Tres cosas que puedes cocinar en tu freidora de aire y que no son fritos

Conseguir unos fritos más ligeros y saludables es el principal objetivo de quienes compran una freidora de aire. Sin embargo, no son los únicos. Estos aparatos también permiten realizar otro tipo de recetas que nunca te habrías imaginado. Vamos a desvelarte tres de los más sorprendentes.

Cómo asar castañas con una freidora de aire

El otoño es tiempo de castañas y tomarlas asadas es una delicia. Prueba a preparar castañas asadas en la freidora de aire. El resultado te sorprenderá. Solo tienes que lavar y secar bien las castañas y hacerles un corte con un cuchillo en la cáscara para que no revienten cuando comiencen a coger calor.

Castañas en una freidora de aire

Después colócalas en la cesta de la freidora sin que se amontones y dejar que se cocinen durante 10 minutos a 200 grados. Si las castañas son muy gordas pon dos o tres minutos más. Quedarán deliciosas.

Huevos cocidos en la freidora de aire

Para hacer huevos cocidos siempre hemos utilizado un cazo con agua o algún artilugio para cocerlos en el microondas. Sin embargo, a partir de ahora también podrás cocer huevos en la freidora de aire. Es muy sencillo y no necesitas ni agua ni aceite. Solo hay que meter el huevo en la freidora y cocinarlo durante 7 minutos a 170 grados.

Huevos cocidos en freidora de aire

Ponlo dos minutos menos si quieres que los huevos solo queden como pasados por ahora o unos minutos más para que queden completamente cocidos y duros.

Palomitas de maíz recién hechas

También puedes obtener unas deliciosas y ligeras palomitas de maíz con la freidora de aire. Para hacerlo solo hay que poner una cucharadita pequeña de aceite junto con un cuarto de taza de granos de maíz. Coloca las dos cosas en la canasta de la freidora y deja que se cocine durante 5 minutos a 200 grados o hasta que comiences a escuchar como los granos de maíz estallan.

Palomitas de maíz en la freidora de aire

Ten cuidado al abrir el aparato para que las palomitas no salgan despedidas. Si pasado ese tiempo aún hay granos que no han explotado, vuelve a colocarlos de nuevo en la freidora durante unos minutos más.