¿Tiendes bien la ropa? Llevas años haciéndolo mal

Hay diferencias sustanciales según lo que hagas

Trucos de limpieza: la manera correcta de tender la ropa.

Trucos de limpieza: la manera correcta de tender la ropa. / L-EMV

Todo lo relacionado con la ropa es, con diferencia, la tarea doméstica que más tiempo nos roba en cualquier hogar. No en vano, el aseo y mantenimiento de la ropa exige una considerable inversión de tiempo.

Lo primero es almacenar la ropa sucia, luego hay que separarla por colores y, más tarde, poner la lavadora en un ciclo adecuado para cada lavado.

Una vez que la lavadora ha acabado, es momento entonces de tender la ropa y, una vez seca, de recogerla.

Luego, hay que doblarla en el mejor de los casos y, en el peor, plancharla para, a continuación, guardar cada prenda en su sitio. En total, mucho tiempo empleado en algo cotidiano.

¿Lavar y tender la ropa del revés o del derecho?

A la hora de lavar la ropa, algo parece meridianamente claro: hay que lavar las prendas del revés para evitar que éstas se deterioren. Las manchas se van exactamente igual que si se lavara la ropa del derecho pero el color aguantará más y el tejido no sufrirá posibles desperfectos por roces o rasgaduras con elementos duros como cremalleras o botones.

De hecho, la recomendación es lavar la ropa con las cremalleras subidas y los botones abrochados. De esta forma, nos garantizamos que esos elementos dañarán lo mínimo posible el resto de prendas introducidas en la lavadora.

El dilema surge sobre cómo tender la ropa. ¿Hay que hacerlo del derecho o del revés? ¿Qué es mejor?

Pues tender la ropa del revés evitará que, en caso de extenderla al sol, éste deteriore el color o el tejido, sobre todo en verano, cuando más fuerza tiene.

¿Qué es mejor: tender del revés o del derecho?

¿Qué es mejor: tender del revés o del derecho?

Además, tender la ropa del revés te ahorrará las antiestéticas marcas de las pinzas, ya que quedarán por dentro de las prendas. Si las colocas en lugares estratégicos como las costuras bajo las axilas en el caso de camisas o jerseys, no se apreciarán en absoluto.

Hay quien tiene por costumbre tender del derecho sólo la ropa interior por motivos de pudor y para proteger el tejido que directamente irá a descansar sobre su piel en zonas tan íntimas como las que protege la lencería.

Aún así, la recomendación en líneas generales es tender la ropa del revés y utilizar pinzas de plástico para evitar en la medida de lo posible las marcas en la ropa y posibles manchas.