04 de febrero de 2019
04.02.2019
  • Magazine Fashion&Arts

La otra "causa vegana"

La defensa de los animales no deja espacio para reconocer la alta toxicidad de un forro sintético

04.02.2019 | 14:20
Cartel de Schiaparelli de 1937.

Me encantaban los animales cuando Christian Dior se disfrazaba de rey león e Yves Saint Laurent vivía en la casa de la serpiente en Marrakech. Cuando Hubert de Givenchy teñía caniches de color rosa chicle y Walt Disney nos transportaba a la selva de la mano de Mowgli. Cuando Elsa Schiaparelli dejaba volar en sus telas las mariposas de Christian Bérard. Adoraba a los animales cuando aparecían en las historias de La Fontaine, Lewis Carroll y Kafka, como en La metamorfosis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook