Hace tan solo unos días la cantante Tamara Vacárcel visitaba el programa 'Sálvame' para sincerarse sobre su complicada situación económica, ya que especialmente golpeada por la pandemia, habría perdido todos sus ahorros al ver completamente paralizada su carrera musical. "18 meses sin ingresos. No entraba dinero en casa. Solo salía y me preocupaba el futuro, sobre todo el de mis 4 hijos", confesaba la artista, desvelando que tuvo que "pedir dinero a amigos" para no tener que desprenderse de su casa, algo que en algunos momentos rondó por su cabeza.

Consciente de la preocupación de sus incondicionales sobre estas declaraciones sobre su 'ruina' económica, Tamara ha querido matizar sus palabras sobre su situación económica, ya que, como confiesa, "todo se ha sacado un poquito de contexto".

"Cuando me visteis en el programa de Masterchef yo dije que era muy complicado salir adelante con cuatro hijos y una casa muy grande. Se sacó todo de contexto. Ni estaba arruinada, ni decir apuros económicos, como todo el mundo en la pandemia porque Dani y yo nos dedicamos a dos sectores muy afectados, pero no a ese extremo tan grave que yo creo que se han hecho eco los medios de comunicación de todo tipo" ha explicado Tamara.

"Gracias a Dios tantos años de trabajo y esfuerzo tienen sus frutos, teníamos unos ahorros, y ahora con la vuelta a la normalidad voy a empezar otra vez a trabajar en lo mío, que entren ingresos en casa de nuevo, no solo salidas", ha añadido, confesando que su mayor preocupación fue por sus cuatro hijos: "Tenía miedo de haberlos defraudado, de no haberlo hecho bien".

Por eso, y mucho más tranquila, ha matizado que cuando confesó que había tenido que prescindir de muchas cosas, en ningún caso hablaba de sus pequeños, sino de sus "caprichos": "Puedo prescindir de no tener unos cosméticos, si no me compro unos zapatos, utilizo los mismos. No me hago las manos y los pies... Yo no crezco y mi marido tampoco, a mis cuatro hijos sí que no les puede faltar nada. Lógicamente como madre daría todo por mis hijos". "Recortamos en los caprichos, en no ir a cenar o ir menos veces, lo típico" ha añadido.

Además, Tamara ha desmentido que sus amigos les hayan dejado dinero durante esta temporada tan complicada porque "gracias a Dios hemos trabajado muchos años, llevo 22 años en esto". "Vivimos muy bien, no quiero mentir". Hay muchas familias que sí que lo están pasando realmente muy mal, yo cuento lo que yo he vivido y he pasado", ha afirmado, confesando que su marido, Dani, es su gran apoyo.

Retomando con fuerza sus compromisos profesionales y su regreso a los escenarios, la artista nos ha hablado también de los problemas de salud de su hijo pequeño, Héctor, con un trastorno de autismo que le permite hacr una vida completamente normal y del que nos ha hablado en el siguiente vídeo.