Parece que la participación de Kiko Rivera en Planeta Calleja y sus confesiones sobre la relación con su madre, Isabel Pantoja, y sus demonios por cómo la droga le hizo rechazar a su hija han hecho temblar los cimientos de la familia Pantoja y de Cantora. Según Sálvame, la matriarca de la familia, Isabel Pantoja, ha tocado fondo y ha tenido que pedir ayuda a su hija Isa Pi para salir adelante, especialmente ante los últimos embargos notificados.

La relación entre madre e hijo no pasa por el mejor momento y a esto se le suman los problemas económicos de la cantante, que según Telecinco y Sálvame alcanzan los 2,8 millones de euros. Por eso, desesperada parece que la relación entre madre e hija ha dado un nuevo giro. Y es que, según los colaboradores de Sálvame, Isa Pi está muy preocupada por la situación que atraviesa su madre y se ha ofrecido a ayudar económicamente a su madre para pagar sus deudas.

Resulta improbable que los ingresos de la influencer puedan hacer frente a las deudas de Isabel Pantoja ante Hacienda pero parece que ha puesto a disposición de su madre capital para poder pagar parte de los embargos. El último notificado en Cantora asciende a 80.000 euros.