La polémica entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes vuelve a saltar a la palestra. El mundo del corazón no habla de otra cosa desde que el pasado sábado el programa Socialité emitió las polémicas declaraciones del presentador en las que aseguraba que intenta reabrir el caso de la paternidad del hijo de la venezolana, asegurando que tiene pruebas genéticas para demostrar que Alejandro Reyes no es su vástago.

Así, la abogada de Ivonne Reyes, Sonia Gea, rompió su silencio en 'El programa de Ana Rosa' y respondió con rotundidad al presentador, dejando claro que no tiene nada que hacer a nivel legal y que no hay ninguna prueba que demuestre que Alejandro no es su hijo."No podemos entender por qué sigue dándole vueltas al asunto si la sentencia es firme. No se puede volver a juzgar por mucho que diga Pepe Navarro" mantiene la abogada de Ivonne, que cree que las últimas declaraciones del periodista son un intento para que la venezolana le demande e intentar encontrar un resquicio legal para reabrir el caso.

Negando que Ivonne hiciese otra prueba de ADN en el año 2017 como se ha dicho - cuyo resultado sería negativo y demostraría que el presentador no es el padre de su hijo - Sonia Gea ha dejado claro que la modelo no ha tenido "dudas de la paternidad" y ha apuntado de que hacer dicha prueba, su clienta no iría a un laboratorio que ha usado Pepe Navarro.

Rotunda, la abogada mantiene que "no hay ninguna prueba que demuestre que Alejandro no es hijo de Pepe Navarro" y ha insistido en que es "un hecho juzgado y no se puede volver a juzgar".

Destacando que el presentador ha sido requerido en cuatro ocasiones por la justicia y no ha querido hacerse las pruebas de paternidad, Sonia Gea no comprende por qué ahora Pepe sí quiere hacérselas y sostiene que si un juez adjudicó al periodista la paternidad de Alejandro y tres jueces más corroboraron la sentencia de paternidad, es porque hubo "relaciones sexuales consentidas y sin protección que coinciden con la concepción y posterior nacimiento del joven" entre Ivonne y Navarro.

Respecto a las declaraciones sobre la venezolana que han hecho tanto el presentador como su anterior abogada, Mireia Pino, en los últimos días, Sonia deja en el aire si Ivonne tomará medidas legales: "Estamos estudiando el tema y será ella la que tome la decisión en el momento oportuno".

"Lo único cierto que hay aquí es que Pepe Navarro es el padre de Alejandro y lo demás son conjeturas y habladurías", ha concluido, desvelando que el comunicador debe a Ivonne en concepto de impago de la pensión de manutención - a la que su hijo renunció voluntariamente cuando cumplió 21 años - 28.400 euros. Una cifra muy alejada de los 2000 o 3000 que aseguró deber Pepe recientemente

Socialité ha seguido tirando de la manta del tema sobre el que Telecinco ha estado hablando toda la semana. Según el programa presentado por María Patiño, el espacio ha tenido acceso a unas informaciones que probarían que un millonario empresario habría estado pasando a Ivonne Reyes una pensión de 6.000 euros al mes durante tres años, concretamente desde 1999 (año en el que nace Alejandro) hasta 2002, año en el que fallece este empresario.