Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lodazal televisado

Johnny Depp versus Amber Heard: frases y barbaridades de un juicio truculento

'La guerra de los Rose' se queda corta ante todas las acusaciones de maltrato, abusos sexuales, dedos rotos y heces en las sábanas que están narrando los excónyuges y estrellas de Hollywood

Desde el pasado 11 de abril la sala 5-J del Tribunal de Distrito del Condado de Fairfax, en Virginia (EEUU), se ha convertido en un plató desde el que se están contando todas las miserias de una pareja que un día se amó hasta que comenzó a insultarse, pegarse... y cosas peores. Los protagonistas del juicio más mediático de los últimos tiempos, los actores Johnny Depp (58) y Amber Heard (36), se interpusieron demandas cruzadas de difamación: la de él a su exesposa, por 50 millones de dólares, después de que ella publicara en 2018 una columna de opinión en ‘The Washington Post’ en la que se definía, sin citar expresamente a Depp, como "figura pública que representa la violencia doméstica", y la de ella en respuesta, de 100 millones, cuando un antiguo abogado del actor calificó las acusaciones como "un engaño sobre abuso".

Desde entonces, varios testigos y los propios protagonistas de 'Piratas del Caribe' y 'Aquaman' han revelado toda clase de detalles privados de lo más sórdidos y escabrosos sobre una relación tóxica donde, al parecer, ha habido abusos verbales y físicos.

La pareja se conoció mientras rodaban 'The Rum Diary' (2011) y luego se casaron en 2015. Se separaron en mayo de 2016, cuando Heard solicitó una "orden de restricción de violencia doméstica" contra él, acusándolo de abusar de ella. Depp negó las reclamaciones, y resolvieron su divorcio fuera de los tribunales en agosto de 2016.

Pero 'La guerra de los Rose' entre estos dos actores ha vuelto de nuevo a los tribunales de una manera brutal, aireando un auténtico lapidario de episodios violentos, soeces y bárbaros. He aquí un resumen:

"Cadáver podrido"

Durante el juicio se han leído varios mensajes de Depp y Heard. Uno de ellos fue un intercambio en octubre de 2016 entre Depp y su viejo amigo y vecino Isaac Baruch. Jack Sparrow le escribió: "¡Esperemos que el cadáver podrido de Amber se esté pudriendo en el maletero de un Honda Civic!". Luego, el actor se disculpó ante el jurado, explicando que "no estaba orgulloso" del lenguaje que usó.

"Ahoguémosla antes de quemarla"

"¡Ahoguémosla antes de quemarla! Después me cagaré [sic] en su cadáver quemado para asegurarme de que está muerta". Este fue uno de los mensajes que el actor envió en 2013 a su compañero de profesión Paul Bettany, tal como presentó en el juicio el abogado de Heard, Ben Rottenborn.

Bettany le contestó así a Depp: "Pensándolo bien, no creo que debamos quemar a Amber. Es una compañía encantadora y agradable a la vista, además, no estoy seguro de que sea una bruja".

Los amigos de drogas de Depp

Depp ha confirmado ante el juez que ha consumido drogas con sus amigos, como el actor Paul Bettany y el músico Marilyn Manson antes. Concretamente sobre este último el actor de 'Eduardo Manostijeras' ha dicho: "Hemos compartido cocaína juntos tal vez un par de veces", además de bromear: "Una vez le di una pastilla a Marilyn Manson para que dejara de hablar tanto".

Un "monstruo" cuando se ponía

La abogada de Heard, Elaine Bredehoft, ha explicado que su defendida "amaba el lado de Johnny que vemos en las películas, carismático, encantador, generoso, es el hombre del que se enamoró, pero desgraciadamente apareció el monstruo y este monstruo aparecía cuando bebía o tomaba drogas". Según indicó, se trataba de cócteles de alcohol, medicamentos, cocaína, éxtasis y hongos alucinógenos. Según Bredehoft, Depp acumulaba "una ira enorme" que lo transformaba en un "demonio" y "fue durante estos episodios de ira que atacaba verbal, psicológica, física y sexualmente a Heard". La abogada tiene previsto mostrar al jurado "fotos impactantes" de Heard con "moretones, labios partidos, cabello arrancado".

Sin un trozo del dedo corazón

Los abogados del actor han contado que perdió una parte del dedo corazón después de que Heard le arrojara varias botellas de cristal durante una violenta pelea en la residencia de Australia en la que la pareja vivía mientras él rodaba 'Piratas del Caribe'. Según el médico citado a declarar, además de cristales había "sangre por toda la casa", a pesar de que, en su momento, Depp insistió en que perdió el dedo al cortarse con un cuchillo.

Tras buscar por toda la vivienda, que supuestamente quedó destrozada, un empleado de la casa localizó la extremidad y Depp fue sometido a una cirugía de reconstrucción.

"Trastorno de la personalidad"

La doctora Shannon Curry, una psicóloga contratada por Depp, ha declarado que examinó personalmente la salud mental de Heard 12 horas durante dos días en diciembre de 2021 y llegó a la conclusión de que la actriz de 36 años tiene un trastorno límite de la personalidad ('borderline') y un trastorno histriónico. "Obtuvo resultados congruentes con estos diagnósticos", ha dicho Curry.

Las heces de la venganza

Lo que supuestamente terminó con el matrimonio de ambas estrellas fueron unas heces humanas en las sábanas de la cama, concretamente en el lado de Johnny, que fueron tapadas y luego encontradas por una empleada doméstica la mañana después de la fiesta del 30º cumpleaños de la actriz. Según ha contado el actor, llegó tarde a la celebración enfureciendo a la actriz, que lo habría castigado dejándole el pastel escondido en el lecho. Amber responsabilizó a uno de sus dos perros de raza yorkshire terrier, pero su ex aseguró que es imposible que unas deposiciones de aquel tamaño pertenecieran a un perro de dos kilos.

Buscando drogas en su vagina

En su primera declaración en el estrado, la actriz ha relatado que las diferentes drogas provocaban distintos cambios de personalidad en el actor: "Johnny con speed es muy diferente de Johnny con opiáceos; Johnny con opiáceos es muy diferente a Johnny con cocaína. Tenía que aprender a prestar atención a las diferentes versiones de él". Por culpa de los estupefacientes, ha asegurado, la forzó sexualmente. Fue durante un viaje por el desierto. Tuvieron una discusión y él se puso violento. Buscaba unas drogas que no aparecían por ningún lado. "Me quitó la ropa interior y me dijo: ‘Vamos a hacer una búsqueda en la cavidad’. Dijo que estaba buscando su cocaína. (...) Me metió los dedos dentro", ha recordado la actriz ante el jurado.

La lata de Red Bull y el escupitajo

Un guardia de seguridad de Depp, Travis McGivern, ha testificado que en 2015 se interpuso entre el actor y Heard en una pelea que se volvió cada vez "más fuerte y violenta". Tras gritarse obscenidades mutuamente, Heard le habría lanzado una lata de Red Bull a Depp y además de escupirle. En uno de los audios presentados por la defensa de Depp, a ella se le escucha diciendo: "Siento haberte golpeado pero no te di un puñetazo". El actor, por contra, ha insistido estas semanas en que "nunca" llegó al punto de golpearla ("ni he golpeado a ninguna mujer en mi vida", ha añadido). "La única persona de la que he abusado en mi vida es de mí mismo”, dijo también este lunes.

Compartir el artículo

stats