Tamara Falcó anunció este jueves en Instagram que se casa en 2023 con su prometido, Íñigo Onieva. La marquesa de Griñón compartió en la red social una imagen en la que aparece besando a su novio y en la que ella muestra su original anillo de compromiso. Además, la marquesa de Griñón develó en 'El Hormiguero' todos los detalles del enlace que se celebrará el año próximo junto a Íñigo Onieva.

Sin embargo, la joven acaba de eliminar la fotografía que publicó hace unos días de su pedida de mano con Íñigo Onieva. Los rumores de infidelidad del novio de la aristócrata pueden ser uno de los motivos por los que esta mañana Tamara ha salido de la casa en la que convive con Íñigo con sus perros y, visiblemente enfadada, se ha ido en un coche. Al parecer, el novio de ella, continúa en el domicilio de la pareja.

¿Continuará la boda en pie?