Christian Gálvez, presentador y escritor español, y Almudena Cid, exgimnasta olímpica, protagonizaron una relación que ha cautivado al público durante años. La historia de amor entre ellos comenzó en el año 2004, cuando coincidieron en Pasapalabra, programa que entonces presentaba Christian Gálvez. Desde el primer momento, quedó evidente su complicidad y conexión, algo que se materializó poco después con su boda.

La relación de Christian Gálvez y Almudena Cid parecía un ejemplo de amor y complicidad en el mundo del entretenimiento, pero su felicidad se truncó abruptamente y Christian Gálvez encontró un nuevo camino junto a Patricia Pardo, periodista en Telecinco y compañera de trabajo del presentador. Ahora, años después de todo aquello, Christian Gálvez ha cumplido junto a ella uno de los sueños de su vida, un sueño que tuvo que dejar en pausa cuando estaba con Almudena Cid.

El sueño cumplido de Christian Gálvez

La relación entre Christian Gálvez y Patricia Pardo surgió cuando ambos estaban casados y tardó en consolidarse por este motivo. En 2021, ella se separó de su esposo y él, por su parte, puso fin a su matrimonio con Almudena Cid después de once años juntos.

Almudena Cid.

Desde entonces, Christian Gálvez y Patricia Pardo han mostrado públicamente su amor y felicidad, compartiendo momentos especiales y construyendo una vida en común.

Recientemente, él ha cumplido uno de sus sueños más anhelados gracias a Patricia Pardo, con la que, además, ha compartido una experiencia inolvidable.

Y es que, desde que era adolescente, Christian Gálvez había deseado visitar Jerusalén tras leer el libro Caballo de Troya, de J. J. Benítez. Este anhelo se mantuvo en pausa durante su relación con Almudena Cid, pero finalmente se ha hecho realidad en compañía de su actual amor: Patricia Pardo, a quien el presentador ha expresado públicamente su gratitud por cumplir junto a él este sueño. De hecho, ha destacado el papel fundamental que ella ha tenido en este asunto.

Durante su viaje a Jerusalén, Christian Gálvez y Patricia Pardo han explorado los lugares emblemáticos de la ciudad, como el Muro de las Lamentaciones, la vía Dolorosa y la Iglesia del Santo Sepulcro.

Ha sido una experiencia inolvidable para la pareja, que se encuentra en una etapa muy dulce de su relación.

Aunque aún no tienen planes de matrimonio, su profunda conexión se refleja en gestos como el nuevo tatuaje que Christian luce en su muñeca derecha y que él mismo ha explicado públicamente: se trata de una concha de peregrino que representa el amor que siente por Patricia, quien nació en Santiago de Compostela.