Gente

Cristina Pedroche responde a las críticas: "Soy una persona que digo lo que pienso y eso molesta"

"Estoy bien a ratos, la gente le molesta que todavía estoy 'postpártica'"

Cristina Pedroche en 'A solas con'.

Cristina Pedroche en 'A solas con'. / A solas con

Cristina Pedroche levantó la polémica hace unos días por su última visita en El Hormiguero. La influencer acudió al espacio conducido por Pablo Motos para hablar sobre su primer libro: Gracias al miedo. Una historia de valentía, descubrimiento y amor incondicional.

Durante el programa lanzó ciertos comentarios que no sentaron bien a los sanitarios, como por ejemplo que somete a los pediatras de su hija a una especie de casting. Esas palabras desataron la furia de los sanitarios en redes sociales, quienes criticaron la postura de Pedroche.

Ahora la presentadora ha acudido a A solas con, el podcast de Vicky Martín Berrocal, donde ha mostrado su parte más íntima: "Estoy bien, a ratos. A la gente le molesta que todavía estoy 'postpártica'. El postparto no es el inmediato, la cuarentena... esto dura, es largo y tendido. Tengo que adaptarme todavía, estoy todavía arrollada. La maternidad me ha arrollado por todos lados".

La publicista contó que ella es una persona miedosa y que le "paraliza". Sin embargo, piensa que las cosas hay que hacerlas incluso con miedo. Para ejemplificar a qué se refiere, ha contado una anécdota que le pasó con su hija relacionada con conducir. "Me da miedo montarla en el coche, pero es que si no la monto en el coche, no voy a donde tenga que ir", comienza admitiendo.

Admite que muchas veces se ha negado a coger el coche por miedo, y que todavía no había conducido con su hija dentor del vehículo. Hasta hace poco. "La monté en el coche, no le había contado a nadie que lo iba a intentar. Fue la semana pasada. Llevaba semanas diciendo que lo iba a intentar. David se fue a jugar al pádel y dije ‘voy a ir a verle con la niña en el coche", relata.

"Cojo a la niña, la monto y se puso a llorar. Pensé que si se ponía a llorar al sacarla del garaje, me volvía y no pasaba nada. La saqué del garaje y de repente, se calló. Se quedó en silencio, le di un trozo de pan. Yo la miraba y pensaba: ‘A que se va a callar todo el rato... Llegué a la primera rotonda, llego a la segunda, me meto en la carretera... Yo estaba sudando cogiendo el volante, como si me fuera la vida en ello. Yo mirando, rogando que no viniera ningún coche. Intentaba ir rápido, pero iba despacio. O sea, todo mal. Iba superlenta", cuenta.

Finalmente, la influencer reconoce que una vez llegó al destino y aparcó la niña se puso a llorar, y que aunque a ella le temblaban las piernas, se sentía muy orgullosa de lo que había logrado: "David estaba muy emocionado porque lo había conseguido", celebra.

Cristina Pedroche es una persona que tiene amantes y haters a partes iguales. Su forma de ser y su espontaneidad han levantado muchas veces ampollas, y ella ha dado su opinión al respecto: "Soy una persona que digo lo que pienso y creo que eso molesta. Vivimos en un momento en el que todos tenemos que ser buenos, todos somos felices... Y yo, no", lamenta.

La mujer de Dabiz Muñoz critica que muchas personas consideren que no tiene derecho a estar triste o sentirse mal: "Lo que más me molesta es que la gente me diga que lo tengo todo. Sé que tengo todo, pero no sé por qué lloro".