Los gatos son uno de los animales de compañía por excelencia, ideales para tenerlos en casa, incluso en las más pequeñas como los pisos de las grandes ciudades. Conviven con facilidad con niños y familias enteras y son muy limpios y cariñosos. Sin embargo, para muchos es imposible compartir su vida con un felino debido a las alergias. Y es que los gatos, más allá de si son gatos cariñosos o ariscos, son una de las mascotas que más cuadros alérgicos provocan.

Pese a que muchos creen que el pelo de los gatos es el causante de estas alergias, expertos en Alergología explican que la gran mayoría presenta, en realidad, alergia a la proteína Fel D1, que se encuentra en la saliva y las glándulas sudoríparas del gato. Así, el felino, al asearse y lamerse el pelo, lo impregna con el alérgeno y éste pasa al ambiente y ocasiona los síntomas.

Sin embargo, hay una raza de gatos mucho más segura para los alérgicos que el resto. Se trata del gato siberiano, perfecto para convivir con niños y otros animales y muy indicado para quien presenta alergia al pelo del gato debido a que es el que tiene menos concentración de la proteína Fel D1, la causante del cuadro alérgico en el 80 % de los casos.

Gato siberiano, el mejor felino para evitar alergias en humanos. Pixabay

Te puede interesar:

El gato antialergias: la raza siberiana

El gato siberiano es un felino de origen ruso y melena exhuberante y espectacular, probablemente fruto del cruce del gato europeo y el gato salvaje de los bosques siberianos. Su carácter es amigable y juguetón; es muy inteligente y fiel a quien le cuida. Su característica más notable, además de su peculiar aspecto, es precisamente su capacidad de evitar alergias en el ser humano.