Que los gatos son una de las mascotas por excelencia es algo que ninguno discute, incluso para aquellas personas que presentan alguna alergia (hay razas que sí resultan adecuadas para personas con alergia a los gatos) y que, a pesar de ello, deciden compartir su vida con un felino. Es normal: los gatos son animales extraordinariamente atractivos para muchos por su elegancia natural, su inteligencia, independencia y limpieza. Hay decenas de razas, algunas más cariñosas que otras, pero todas comparten los rasgos típicos de los felinos.

Sin embargo, hay siete razas de gatos que llaman extraordinariamente la atención por la falta de pelo en sus cuerpos. Algunos consideran que son gatos feos y prefieren a los felinos con suave pelaje, ya sea corto o largo, mientras que para otros son seres maravillosos por los que están dispuestos a pagar cantidades astronómicas. De hecho, algunos de estos ejemplares de raza de gatos sin pelo llegan a tener un elevado precio cuando se adquieren en tiendas especializadas.

El gato sin pelo por excelencia es el llamado gato Esfinge, que pese a que suele relacionarse con la época de los faraones, realmente es de origen canadiense y del pasado siglo XXI. A partir de él, se diferencian otras seis razas de gatos sin pelo. Son las siguientes:

Gato Esfinge o Sphynx, la raza más conocida de gatos sin pelo. Pixabay

Gato Esfinge (Sphynx)

El desarrollo de esta raza se produjo entre 1966 y 1978. Su rasgo más distintivo es la ausencia absoluta de pelo y se caracteriza por un porte distinguido que es, precisamente, lo que lo relacionó con el Antiguo Egipto. Su carácter es tranquilo y cariñoso y su físico, musculoso y fuerte.

Gato Donskoy. Vida con Mascotas

Gato Donskoy (Don Sphynx)

Es un felino de origen ruso que procede del gato Sphynx pero que surgió de una mutación natural. Ese cambio surgió cerca del río Don, de donde procede su nombre. Comparte con el gato Esfinge su carácter afectuoso y bonachón.

Gato Peterbald. NFNatcane

Gato Peterbald

Es un animal que surge del cruce de las razas Donskoy y Siamés. A diferencia de las dos razas de gatos sin pelo anteriores, su piel no requiere tanto cuidado. Las crías nacen con algo de pelo que van perdiendo conforme crecen; aún así, pueden tener una fina capa de ligero vello por todo el cuerpo.

Gato sin pelo de la raza Levkoy Ucraniano. O. M.

Gato Levkoy Ucraniano

Esta raza de gato sin pelo procede Ucrania y es relativamente reciente, ya que surgió en torno al año 2000 y quedó consolidada hace apenas una década. Es un cruce entre el gato Donskoy y la raza Scottish Fold. Sus ejemplares son gatos sin pelo y con un rasgo muy distintivo: tienen las orejas dobladas hacia delante. Son de carácter tranquilo, fiel y muy sociables.

Gato Elfo, una de las razas de gatos sin pelo. Gatos Exóticos

Gato Elfo (Elf Cat)

Es el más grande de todos los gatos sin pelo y surgió hace apenas 12 años. Es el fruto del cruce del gato Sphynx con la raza American Curl. Su característica más destacada, y que le brinda su peculiar aspecto, son sus orejas, ya que las tiene dobladas hacia atrás. Son gatos de bastante peso y de carácter cariñoso y fiel.

Gato sin pelo de la raza Bambino. Wamiz

Gato Bambino

Es otro de los gatos sin pelo. Su mayor característica es su pequeño tamaño: tiene las patas cortas, lo que hace que parezca de baja estatura, algo que a la postre acabó por dar nombre a la raza. Surgió del cruce de un gato Sphynx con la raza Munchkin. Es un gato sin pelo muy nuevo, ya que esta nueva raza surgió hace apenas una década. Su piel necesita menos cuidados que la de otros gatos sin pelo.

Gato sin pelo de la raza Kohana. Almanimal

Te puede interesar:

Gato Kohana

Son gatos originarios de Hawai y son muy recientes, puesto que la raza surgió en el año 2002 como consecuencia de una mutación del gato Sphynx. Su rasgo más distintivo es que tiene muchas arrugas en la piel, donde no posee ningún folículo piloso. Su carácter es afable y fiel.