Alerta de la Guardia Civil por lo que ocurre cada verano en las carreteras al acercarse las vacaciones

El Instituto Armado sólo ha colgado una imagen para tratar de concienciar a la población

Alerta de la Guardia Civil por lo que ocurre cada verano.

Alerta de la Guardia Civil por lo que ocurre cada verano. / Levante-EMV

La Guardia Civil es uno de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado más antiguos y respetados de España. Sus atribuciones son muchas y, aunque actúa fundamentalmente en el ámbito rural, lo cierto es que sus competencias le hacen estar presente en gran parte de la vida diaria de los ciudadanos.

Los agentes encargados de la protección de la Naturaleza, pertenecientes al servicio del Seprona, y los de Tráfico, cuyo principal objetivo es cuidar y vigilar las carreteras y la seguridad vial, se han unido para lanzar una advertencia de cara a las vacaciones de verano que están a punto de empezar y, así, intentar evitar un delito con el que se han de enfrentar cada año.

Basta con una imagen

Y es que no es fácil tratar con situaciones así pero, lamentablemente, la Guardia Civil asiste un verano tras otro a estampas desagradables que le rompen el alma a cualquier persona. De ahí la alerta lanzada en los perfiles del Instituto Armado en redes sociales para intentar evitar que vuelvan a producirse en las próximas vacaciones.

De momento, la Guardia Civil ni siquiera ha puesto texto en la advertencia porque con una sola imagen es suficiente para alcanzar a comprender la dimensión de la situación. No es necesario nada más, si acaso, una espoleta lanzada a los internautas: "¿Podrías poner tú el texto a esta imagen?"

Los comentarios se han disparado inmediatamente hablando de la crueldad de las personas y de cómo el peso de la ley debe recaer sobre quien lleva a cabo ese tipo de acciones y no tiene remordimientos en generar tanto dolor.

El aviso hace referencia a los abandonos de animales de compañía, mascotas que pasan todo el año con su familia y que, de repente, sin saber por qué, un buen día son abandonadas en mitad de una carretera para evitar que pueda seguir a sus dueños.

Este tipo de actuaciones ocurren sobre todo cerca de los períodos de vacaciones, especialmente las de verano, porque los animales de compañía pueden ser un problema a la hora de desplazarse o viajar, ya que hay gente que no tiene con quién dejarlos o que no puede permitirse (o no quiere) pagar una residencia para los días que esté fuera.

Sin embargo, esto es algo que hay que pensar cuando uno se decide a adoptar o comprar una mascota. No se trata de un peluche sin sentimientos y sin capacidad de sufrimiento, sino que es un ser vivo que siente y padece como tal.

Perros abandonados caminando por una carretera bajo la lluvia.

Perros abandonados caminando por una carretera bajo la lluvia. / Levante-EMV

Tener una mascota es una responsabilidad y hay que afrontarla con responsabilidad. Además, el abandono está penado por ley. Así que, como decía aquel viejo anuncio de televisión, no lo hagas porque "él nunca lo haría".