28 de septiembre de 2012
28.09.2012
Tendencias

Los años 20 vuelven a la moda

Muchos creadores vuelven la mirada a esos años y sus iconos

28.09.2012 | 12:21
Los años 20 vuelven a la moda
Lidia Bedman Lidia Bedman
Tendencias 2013
El peplum arrasa en esta temporada.
Me refiero a ese volante o sobrefalda

Las corrientes sociales, artísticas y culturales de los años veinte del siglo pasado son una referencia recurrente a muchos niveles y han dejado numerosos iconos. También en la moda. Muchos de ellos se han recuperado esta temporada de la mano de algunos de los más influyentes y diversos diseñadores. Conocidos como "los felices 20", son años de cambios en muchos aspectos de la vida cotidiana que afectaron de manera sensible a la mujer.

Obligadas por la Primera Guerra Mundial, recién terminada, las mujeres se habían integrado en el espacio laboral que los hombres habían abandonado por la milicia, y al final de la contienda muchas de ellas siguieron trabajando. Su nueva función social requería una forma de vestir mucho más ligera y funcional que hasta entonces, y así surgieron las líneas estilizadas, las faldas y los vestidos cortos y sin mangas, los tejidos vaporosos y ligeros y una mayor sobriedad, que se interpretaba de distinta manera según la clase social a que se perteneciera.

Si en aquellos tiempos eran los cambios sociales los que marcaban el ritmo de las tendencias, y la moda que nacía en la posguerra significaba toda una revolución, ahora se trata de una recreación estética en la que han coincidido –el eterno misterio de la moda– muchos diseñadores.


Modelos de Versus - Iceber - Lacoste

Se han adoptado los vestidos rectos de sutiles materias, bajos de cintura y con adornos inspirados en el art déco y otros elementos que procedían de una nueva arquitectura, propiciada por la Bauhaus en Europa, y que en Estados Unidos se concretó en la construcción de los grandes rascacielos en ciudades como Nueva York y Chicago.

Los modelos que proponen ahora marcas como Gucci, que basaba toda su colección en ese estilo, se adornan con estampados y aplicaciones que recuerdan los ornamentos de edificios emblemáticos como el Chrysler (finalizado en 1930) y otros menos conocidos pero llenos de detalles art déco, que se esparcen por Manhattan y Chicago.

Otros rasgos que los definen son los pliegues y godets, que mantienen las prendas sutilmente ajustadas a la silueta hasta más abajo de las caderas. Estas también se marcan con cinturones en algunos casos, y las figuras, como ya ocurría en los años 20, se presentan rectas y estilizadas, sin marcar curvas. Adornos de plumas, lentejuelas, bordados y pedrería ornamentan, especialmente, los trajes de noche.

Pero si en sus orígenes se consideró un estilo andrógino y que masculinizaba a la mujer, en contraste con el que había imperado hasta entonces, ahora se muestra en su versión más femenina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Spa en Valencia

Los mejores Spa en Valencia

Relájate al máximo en los mejores Spa de Valencia y saca el mayor partido a tu tiempo libre con los mejores planes