El cáncer de próstata no solo es el tumor más frecuente entre varones, sino que constituye la segunda causa de mortalidad por enfermedades oncológicas en hombres. Así lo manifiestan desde la Asociación Española de Oncología Médica (SEOM), que advierte que si bien el cáncer de próstata es una enfermedad que se desarrolla principalmente en una edad avanzada —en torno a unos 65 años—, la tasa de supervivencia en aquellos tumores localizados mediante diagnóstico previo alcanza el 90 %.

Esta semana, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Prostática, repasamos las preguntas más frecuentes sobre el cáncer de próstata.

¿Qué es la próstata?

La próstata, según explica el doctor Juan José Monserrat, urólogo del Hospital Quirónsalud València, es una glándula masculina que se localiza en la base de la vejiga y rodea la parte de la uretra más cercana a ésta. Contribuye a la formación del líquido seminal, aportando elementos que intervienen en la viabilidad de los espermatozoides.

Así, entre los problemas más comunes que pueden afectar a dicha glándula se encuentran la hiperplasia benigna de la próstata, la prostatitis y, por último, el cáncer de próstata:

  • Hiperplasia benigna de la próstata. Como detalla el experto del Servicio de Urología de Quirónsalud València, supone alrededor del 50 % de los motivos de consulta urológica. Es el crecimiento benigno de la próstata que provoca obstrucción de la uretra y problemas en la emisión de la orina
  • Prostatitis. Se trata de la infección urinaria más frecuente entre los hombres
  • Cáncer de próstata. Es el cáncer más frecuente en el hombre, por delante del de colon y de pulmón. Se estima que 1 de cada 6 varones desarrollará cáncer de próstata a lo largo de su vida, aunque gracias al diagnóstico precoz, el 80 % de los cánceres se diagnostican en estadios tempranos y son potencialmente curables

¿Cómo saber si tengo cáncer de próstata?

El cáncer de próstata, detalla el doctor Monserrat, solo provoca síntomas cuando se encuentra en fases avanzadas. No obstante, “los síntomas, generalmente, se deben a la obstrucción en la salida de la orina provocada por el crecimiento benigno de la próstata —hiperplasia benigna de próstata— y, secundariamente, los cambios que se producen en el músculo de la vejiga, que afectan a su almacenamiento”, desarrolla.

Así, en cuanto a obstrucción, esta se manifiesta a través de un chorro débil o entrecortado al miccionar, sensación de vaciado incompleto o necesidad de hacer fuerza para orinar. Por lo que respecta a los problemas para almacenar la orina, algunos síntomas de alarma son la urgencia o imperiosidad para miccionar, el aumento de la frecuencia —sobre todo por la noche— o la incontinencia urinaria.

¿Cuál es el valor normal de PSA?

El PSA o antígeno prostático es una prueba diagnóstica precoz del cáncer de próstata. Se trata de una proteína fabricada por las células de la próstata, por lo que su determinación en sangre es una herramienta para seleccionar pacientes con probabilidad de tener un cáncer de próstata

“Como su nombre indica”, explica el doctor Juan José Monserrat, “es exclusivo de la célula prostática, pero es sintetizado tanto por las células malignas como las benignas, por lo que puede estar elevado por causas no tumorales”. Por regla general, se considera normal un valor inferior a cuatro, aunque este valor se puede ajustar por encima o por debajo según el grupo de edad.

Antes de realizarse la prueba, recalca, es conveniente haber evitado la eyaculación y el ejercicio vigoroso en bicicleta al menos 48 horas antes, así como el tacto rectal e instrumentaciones urológicas como sondajes, etc. Asimismo, no debe realizarse en el contexto de síntomas urinarios de inicio agudo e infección urinaria activa.

La próstata es una glándula masculina localizada en la base de la vejiga. ED

¿A qué edad hay que empezar a revisarse la próstata?

Respecto a esta cuestión, el urólogo del Hopistal Quirónsalud València no vacila: a partir de los 50 años, a los 45 si hay antecedente familiar tanto paterno como materno, “aunque no es rara una obstrucción urinaria significativa en gente joven”, advierte. 

En este sentido, es importante destacar que un 5 % de varones menores de 30 años tiene células tumorales en su próstata, por lo que la detección precoz es fundamental para prevenir el desarrollo del cáncer de próstata.

¿Cómo es la operación de próstata?

El tratamiento de cáncer de próstata depende del estadio, agresividad, esperanza de vida del paciente, etc., y puede ser tratado con cirugía, radioterapia, hormonoterapia y quimioterapia. 

De hecho, existen diversas intervenciones que permiten un abordaje de la próstata, como la tecnología láser o la cirugía laparoscópica. Pero, ¿en qué consisten?

  • Tecnología láser. El doctor Monserrat explica que esta se utiliza para corregir la obstrucción urinaria que causa la hiperplasia benigna de próstata. Su principal virtud es que permite eliminar el tejido prostático que la provoca sin sangrado, con las ventajas que supone en cuanto a hospitalización y tiempo de permanencia de sonda urinaria
  • Cirugía laparoscópica. Se utiliza, fundamentalmente, para la extirpación completa de la próstata cuando existe un cáncer. Es una cirugía mínimamente invasiva que permite un ingreso hospitalario muy corto y una recuperación muy rápida con los mejores resultados oncológicos y funcionales

Consejos para cuidar la próstata

Aunque el cáncer de próstata se ha relacionado con múltiples factores ambientales, dietéticos, hormonales y metabólicos, “no existen en la actualidad recomendaciones preventivas que hayan demostrado reducir la incidencia o la agresividad de esta enfermedad”, afirma Juan José Monserrat. 

Por el contrario, sí existe una asociación familiar en portadores de ciertas mutaciones genéticas, entre los que está aumentada la incidencia y la agresividad, en comparación con el resto de la población.

Es recomendable realizarse revisiones prostáticas a partir de los 45-50 años. ED

En el supuesto de la HBP, esta depende de factores mecánicos y del crecimiento prostático por estímulo de las hormonas sexuales masculinas, mientras que el cáncer de próstata depende fundamentalmente de un factor genético.

“Lo importante”, asegura, “es mantener una hidratación adecuada, hábitos miccionales saludables y revisiones prostáticas para la detección precoz de cáncer de próstata”.

Puede solicitar más información en el Servicio de Urología del Hopistal Quirónsalud València.