17 de septiembre de 2013
17.09.2013
Apple

¿Podría un dedo amputado desbloquear un iPhone 5S?

Los expertos aseguran que la técnología Touch ID del nuevo dispositivo de Apple sólo funcionará con "dedos vivos"

22.09.2013 | 00:23
Los nuevos modelos expuestos del iPhone 5S.

Especialistas en tecnología de detección de huellas han asegurado que cortar el dedo a un priopetario de un iPhone 5S para poder desbloquear el dispositivo y utilizarlo, no serviría de nada. Entre las muchas y muchas cuestiones sobre cómo funciona y cómo saltarse el lector Touch ID del nuevo dispositivo, algunos usuarios se han planteado esta macabra opción

Apple sorprendió a los usuarios con la presentación del iPhone 5S, un nuevo modelo de iPhone que, además de nuevo procesador y nueva cámara, incluye en botón de inicio del terminal un lector de huellas dactilares llamado Touch ID. Este lector permite a los usuarios desbloquear el terminal sin necesidad de teclear códigos en la pantalla e incluso puede utilizarse como método seguro para autorizar compras en la iTunes Store, la App Store o la iBooks Store.

Touch ID utiliza un cristal de zafiro cortado con láser junto con el sensor táctil capacitivo para obtener una imagen en alta resolución de la huella dactilar del usuario y analizarla para permitir una lectura exacta desde cualquier ángulo.

Aunque el dispositivo no está todavía a la venta, saldrá al mercado este viernes en algunos países, es muy probable que algunos usuarios, sobre todo los fanáticos de lo ajeno, ya estén pensando en cómo robar uno y poder saltarse el Touch ID. Y si entre esas posibilidades se encuentra la de cortarle el dedo al propietario para hacerlo, se puede descartar; tampoco sirve.

Miembros de la compañía Validity Sensors, especialista en soluciones relacionadas con este tipo de sensores, han sido consultados por la web Mashable por este tipo de prácticas macabras que, según la web, ya se han dado en Malasia con un modelo de coche de la compañía Mercedes.

"El sensor capacitivo RF se basa en que la imagen (de la huella) tiene que ser tomada desde un dedo vivo", afirma el director de tecnología de la compañía, Sebastien Taveau. "Nadie en biometría quiere hablar de dedos cortados y cadáveres pero durante estos días nos han pedido que quitemos los temores de los consumidores y que nos aseguremos de que entienden que un dedo cortado no va a funcionar".

Para los investigadores de esta tecnología, la adopción del Touch ID por parte de Apple no es tan sorprendente pero sí reconocen que han sabido utilizarla de forma adecuada. "Apple ha utilizado una tecnología que ha existido durante mucho tiempo, pero la gran diferencia es que lo han hecho bien. Ha sido todo en portátiles, pero además de bloqueo y desbloqueo de un ordenador no había muchos más casos de uso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook