Néstor Campos Micó, de 50 años, salió este lunes por la tarde a correr por el camino Vora Riu, como suele hacer de forma habitual. Sin embargo, ese día no fue uno cualquiera y el entrenamiento se tornó en pesadilla cuando dos perros muy corpulentos lo atacaron brutalmente.