Las playas de Orpesa están muy cotizadas. Durante el periodo estival son cientos los turistas y residentes que se agolpan para tomar el sol sobre la arena o darse un chapuzón en el agua, pero los hay que pierden las formas para disfrutar de estos placeres veraniegos.