Siguen los problemas para controlar la presencia de jabalís en Castellón. El último caso se ha vivido en Benicarló, allí los vecinos de la playa han presenciado una escena que a priori no debería ser nada normal, se trata de un solitario jabalí que llegó hasta el litoral.

Concretamente, el animal recorrió la playa del Gurugú sorprendiendo a bañistas y vecinos. La Policía Local acudió a la zona y solicitó ayuda al Club de Cazadores San Huberto de la población para poder abatirlo.