La crecida del Túria ha anegado campos y parte de la vega del río a su paso por Riba-roja. Ya se ha cerrado el polígono L'Oliveral. El ayuntamiento está valorando posibles daños ocasionados por las lluvias y por el desbordamiento del río en algunos puntos del municipio. Las fuertes lluvias registradas en las últimas 48 horas han hecho que el caudal del Túria, al igual que el de el resto de ríos y barrancos de la provincia, se haya incrementado exponencialmente.