Los medios aéreos pasan por el pantano de Beniarrés para cargar agua de camino a la extinción del incendio de la Vall d'Ebo, que avanza sin control desde que se declaró este pasado sábado.