El Gobierno de la Generalitat valenciana ordenó el cierre total de bares y restaurantes, así como el de los comercios a las 18:00 horas, en todo el territorio durante catorce días, para intentar contener los contagios de coronavirus tras haber constatado que las restricciones tomadas antes de Navidad han sido insuficientes.

Las nuevas restricciones, en vigor desde este jueves, contemplan el cierre total de los establecimientos de hostelería -desde el pasado 5 de enero cerraba a las 17:00 horas-, salas de juego, bingos, juegos recreativos, casinos y todos los espacios deportivos, salvo para los profesionales y durante competiciones oficiales.