La tercera ola de la pandemia de coronavirus está aumentando a presión hospitalaria por encima de todas las previsiones. Desde primera hora de la mañana, y desde hace varios días, decenas de coches hacen cola en el exterior del hospital Le Fe en València para someterse a una prueba PCR. La transmisión del virus "está fuera de control", tal como ha reconocido la consellera de Sanitat.