A pocas personas se les escapa la implicación de Mercadona con las personas celiacas. Su gama de productos sin gluten es amplia y apostó por este tipo de artículos hace más de 20 años, cuando la compañía decidió dar respuesta a las necesidades de este colectivo y de sus familias.