La compañía de alimentación Danone anunció ayer martes de que, si en un plazo máximo de 24 horas, se vería abocada a interrumpir su actividad en sus cuatro plantas de España de productos lácteos y en las tres de agua mineral natural debido a la huelga de transportistas si no se llega a un acuerdo "inmediato" que ponga fin a los paros.

"De no llegar a un acuerdo en las próximas horas, Danone se verá obligada a tomar la drástica decisión de interrumpir el proceso de recogida de leche y, como consecuencia, el proceso de producción en sus fábricas y posterior traslado de producto terminado a las cadenas de distribución alimentaria", según aseguraba la empresa en un comunicado.

La interrupción de este proceso afectará tanto al suministro de agua natural como de productos lácteos en el territorio nacional.