Petrés vivió un enorme susto el pasado viernes a las 19 horas durante la desencajonada del toro cerril en la calle Sant Jaume. A la salida del cajón, al animal lo esperaban el emboldor José Camarelles y Andrés Civera subidos sobre dos taburetes para 'recortarlo'. El objetivo era saltar al toro, pero uno de ellos, Camarelles, fue rozado por el toro y perdió el equilibrio.

Antes de que Andrés Civera pudiera distraer al animal, Camarelles ya se había levantado. En ese momento, el animal volvió contra él para embestirle pero el experto conocedor de las fiestas logró recortarlo y echó a correr hacia las barreras de seguridad.

Civera se quedó con las manos en la cabeza, a modo de sorpresa e incredulidad ante la fortuna que Camarelles tuvo al caer ante la cara del toro. Los dos son conocidos y reconocidos aficionados en el mundo de toro.