La ola de calor extremo que asola la Comunitat Valenciana desde el domingo remitirá en las próximas horas para dar paso a un bruscogiro del tiempo en Valencia, que mañana puede traer lluvias y fuertes tormentas a la provincia, además de a otros territorios valencianos como el norte de Castelló, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya ha activado incluso la alerta amarilla por precipitaciones y tormentas.