La victoria del PSOE podría no ser suficiente ante los pactos de la derecha