Ádemás de la oficial, hay muchas "Cridas". Cada vez más, las comisiones incluyen un pregón en sus demarcaciones. Este año también se aplica el formato virtual. Un ejemplo es el del Mercat de Russfa. Los miembros de la comisón se conectaron para escuchar primero al presidente infantil, Carles Santamaría y después a las falleras mayores, Nahia Almero y a Aitana Ortiz. Llama la atención especialmente la reacción de los miembros de la comisión -incluyendo los residentes en Madrid, a los que se les hace una mención expresa-, que en numerosos casos no pueden contener las lágrimas. "En este ejercicio tenemos el premio de la valentía. Son los que nos hemos quedado en el barco cuando el mar más arreciaba. Y podemos decir que las fallas continúan su melodía. Solo nos queda recordar que tenemos pendiente un beso". Los asistentes no pueden contener las emociones.