La ciudad de Valencia ha amanecido este lunes con pintadas en la calzada que recuerdan donde se plantan las 382 fallas que este año, por segunda vez consecutiva, no se podrán instalar como consecuencia de las restricciones por la pandemia de la covid-19.

En un acción impulsada por la Junta Central Fallera (JCF) en la noche en la que, según el calendario festivo, se deben plantar las fallas infantiles, las 382 emplazamientos (cruces de calles o plazas) de las diferentes comisiones falleras de la ciudad han aparecido con la pintada "Ací crema el cor d'una falla. Tornarem" (Aquí quema el corazón de una falla. Volveremos), en una intervención con la que se quiere recordar a la ciudadanía que, en un futuro próximo, se podrá volver a disfrutar de las fallas a pie de calle.