A un mes de la celebración de la "macrodespertà", la fabricación del "tro de bac" necesario para ello marcha a toda velocidad. 4.500 cajas, para un total de 225.000 unidades esperan en la cita del 27 de febrero. Este año con la novedad de que se encarga de su realización artesana la Pirotecnia del Mediterráneo. Y un año que supone un punto de inflexión y una oportunidad para, a falta de otras ofertas, relanzar por fin el petardo más tradicional de la fiesta fallera. El que, en todo caso, están obligadas las instituciones a proteger porque sólo se entiende en un contexto fallero.