Kiko Rivera ha celebrado en Sevilla su décimo aniversario como artista, lo ha hecho con un concierto por todo lo alto, al que no ha asistido su madre, Isabel Pantoja.